Arabia Saudí cambia su versión sobre la muerte de Khashoggi

Arabia Saudi ha vuelto a cambiar su versión sobre la muerte de Jamal Khashoggi y asegura ahora que el periodista crítico murió durante un forcejeo con el personal del consulado saudí en Estambul.

El ministro de Exteriores de Arabia Saudí, Adel Al Jubeir, calificó la muerte del periodista Jamal Khashoggi en el consulado saudí en Estambul como “un terrible error” pero insistió en que su gobierno no conoce los detalles y sigue investigando lo sucedido.

“Este es un terrible error. Es una tragedia terrible. Nuestras condolencias están con ellos. Sentimos su dolor”, dijo Al Jubeir en una entrevista exclusiva en la cadena Fox, dando el pésame a los familiares de Khashoggi.

Desafortunadamente, se cometió un grave error y les aseguro que los responsables pagarán por ello”, agregó el ministro, en la primera intervención pública de un alto cargo saudí desde que el reino reconoció la muerte del periodista, de quien no se tiene ninguna noticia desde que el pasado día 2 entró al consulado de su país en Estambul para hacer unos trámites.

Al Jubeir confirmó que un “equipo de seguridad saudí” se acercó a Khashoggi cuando ingresó en el consulado, pero su versión de los hechos después de eso difiere de las afirmaciones de los funcionarios turcos.

“Lo mataron en el consulado. No sabemos los detalles de cómo. No sabemos dónde está el cuerpo”. Estamos decididos a descubrir cada detalle… Estamos decididos a castigar a los responsables de este asesinato”, insistió.

Calificó el asesinato del periodista como una “operación encubierta” y una “aberración”, y negó que el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, haya estado involucrado de algún modo o tuviese información al respecto.

El mensaje de Al Jubeir llega en medio del aumento de la presión internacional contra Arabia Saudí para obtener más respuestas del asesinato de Khashoggi después de que Riad cambiase su versión y reconociese que el periodista había muerto en su consulado de Estambul.

Varios congresistas estadounidenses, republicanos y demócratas, han pedido tomar medidas contra el reino saudí, convencidos de que el príncipe heredero está detras del asesinato.

Efe

Fuente: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *