Argucia del PSOE para evitar el veto a los Presupuestos

Ante la previsión de que la reforma de la Ley de Estabilidad, para retirar al Senado su capacidad de veto sobre el techo de gasto, puede dilatarse en el tiempo, el Gobierno ha optado por utilizar un atajo legal. Esta reforma, que ayer dio su primer paso en el Congreso, es fundamental para que el Ejecutivo de Sánchez, Podemos y el resto de grupos puedan aprobar unos Presupuestos para 2019 antes de que acabe el año.

La estrategia utilizada por Moncloa ha consistido en que el Grupo Socialista registró ayer una moción a una ley que ya está en fase de tramitación y así conseguir acelerar los plazos. Tal y como avanzó «El País», el PSOE formalizó esta enmienda sobre el articulado de la ley de lucha contra la violencia de género. Incluyó en el texto de la enmienda un cambio exprés en la Ley Orgánica 2/2012 de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera para que el Senado no pueda vetar el techo de gasto después de que éste reciba la luz verde del Congreso. Precisamente esta enmienda fue registrada en el último día de plazo, lo que impedirá a la Mesa del Congreso frenar su tramitación. Será la Comisión de Justicia, en la que el PSOE y sus socios sí tienen mayoría, en donde se debata su contenido. Con ello, Moncloa gana tiempo después de que la Mesa del Congreso –en la que el PP y Ciudadanos tienen mayoría– haya bloqueado la reforma de la Ley de Estabilidad por por vía urgente y a través de una lectura única, lo que limita la capacidad del resto de grupos de presentar enmiendas.

La posibilidad de presentar una enmienda ya en tramitación es una vía que puso hace semanas encima de la mesa Podemos. Entonces, el partido morado planteó la posibilidad de incluir una modificación para retirar el veto al Senado en una ley que dará más autonomía a los ayuntamientos que cumplan con el objetivo de déficit.

En el debate, el PSOE recabó la mayoría parlamentaria necesaria, gracias al apoyo de sus socios de investidura y pese al rechazo de PP, Cs, UPN y Foro Asturias, para «corregir» el «bloqueo» del Senado que impulsó el PP, y hacer que el Congreso recupere la «facultad que nunca debió perder». En la votación, la toma en consideración recabó el respaldo de 181 votos, una abstención y 164 votos en contra.

La diputada del PSOE Patricia Blanquer fue la encargada de defender esta iniciativa, en la que se aboga por «revertir el atropello» al Congreso de esta norma, «deshacer el posible bloqueo a las decisiones de un Gobierno legítimo, elegido democráticamente» para cumplir con sus «competencias constitucionalmente atribuidas» como son los PGE; y que pueda ser «ágil y coherente» el procedimiento de aprobación de los objetivos de estabilidad y de deuda pública, con los que elaboran los Presupuestos del Estado.

Fuente: La Razón

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *