Así fue la primera noche de preselecciones

Clara Parejo recibe el homenaje de Quatre Carreres y su comisión logra el doblete

Russafa B, con la suerte repartida a partes iguales en las calles Cuba y Cádiz, aportó las cuatro primeras falleras que estarán presentes el próximo mes de septiembre en la gran final de la Fonteta como mínimo. Este sector, uno de los más pequeños, protagonizó la noche en la sala Canal, lejos de unos Jardines del Palau donde se completó la primera jornada con otros dos sectores, Quatre Carreres y Mislata.

Tras el veredicto de los jurados, siempre aparecen anécdotas. Por ejemplo, en Mislata obtuvo plaza Marta Sobrino, quien ya estuvo en la super-exitosa corte infantil de 2001, de la que ya vlvieron dos falleras mayores de Valencia (Carmen Sancho de Rosa y Begoña Jiménez) y dos cortesanas (Carmela Borrás y Sandra Molins). También está la infantil Adriana Cócera, que el año pasado ya llegó a la final de la Fonteta
Otra Molins, Alba, fue el fichaje para presentar la preselección de Quatre Carreres. No en vano fue el año pasado la pareja de Tamara Delgado, ésta sí fallera del sector (Obispo Jaime Pérez). Ambas volvieron a ser “parelleta” para dirigir el desfile de candidatas. Tamara completó así una trilogía en las preselecciones de su barrio: en 2015, como candidata; en 2016, como corte de Alicia Moreno y en 2017, ante el micrófono.

Clara Parejo fue recibida con especial entusiasmo. No en vano, surgió de la preselección de Quatre Carreres el pasado verano para reinar entre los infantiles. Y el veredicto le debió satisfacer especialmente, porque su falla, Zapadores-Vicente Lleó, metió a sus dos candidatas entre las mejores. Aquí también repite presencia Ines Peralta, que estuvo en la corte infantil de 2004 y ya fue finalista el pasado mes de septiembre.