Bonig acusa al Consell de ser una "agrupación de intereses totalitaria"

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, acusó ayer a los partidos del Gobierno valenciano de ser «una agrupación de intereses rencorosa, sectaria, totalitaria y comunista» y afirmó que el PP no está formado «por una marea mediterránea» ni está hecho «de retales de oportunismo».

Bonig se manifestó de esta forma durante la clausura de la jornada «Valencia escucha» organizada por el PP de Valencia, que celebró cuatro mesas de trabajo y en la que participaron portavoces del PP de otras ciudades como Madrid, Barcelona, Zaragoza, A Coruña y Córdoba.

En su intervención, criticó a la izquierda porque es «experta en destruir» pero «no sabe construir», frente a un PP que «construye con principios sólidos y valores». A su juicio, los partidos de izquierda son «unos verdaderos inútiles en la gestión», y así «se ha visto» en distintas ciudades de España, donde gobiernan por «suerte» pero de forma temporal porque, dijo, en 2019 «van a ir a la oposición».

Manifestó que la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, y el alcalde de Valencia, Joan Ribó, creen «saber lo que necesita el pueblo valenciano» cuando dicen que los domingos son para pasear con la familia y no dan libertad a los ciudadanos «para ir a comprar o hacer lo que quieran».

Además, tienen paralizados proyectos por valor de 2.500 millones de euros y 32.000 empleos directos. Bonig identificó al «Bloc-Compromís» como su rival y adversario político, que ha mantenido los sueldos públicos o los ha aumentado, dispone en el caso de Oltra de 9 nueve asesores cuando «dijo dos» y en su primer año de gobierno tiene «10.000 desahuciados».

«Dicen que no pueden pagar la dependencia pero tienen dinero para pagar» la nueva RTVV, lamentó Bonig, y añadió que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, forma parte «de la conspiración que ha tirado a Sánchez» y le dice «que no tiene que pactar», cuando en la Generalitat sí lo ha hecho.

«Se preguntan por qué está en decadencia la socialdemocracia, lo que no sé es por qué no están todos en el manicomio», aseguró. Sobre su partido, indicó que está unido y hay que revitalizarlo para hacer un partido «nuevo y con la oportunidad de liderar un centroderecha que esté siempre presente, nunca ausente, y dé respuesta a todos los temas».

El presidente de la gestora del PP de la ciudad, Luis Santamaría, defendió que el partido no tiene «una crisis de valores» e instó a «no perder ni un minuto» en cuestiones internas sino dedicarse a hacer oposición a Ribó.

Source: Comunitat Valenciana

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *