Català reivindica a Barberá y buscará el voto valencianista

María José Català ya es oficialmente la candidata del PP a la Alcaldía de Valencia. Ni independientes ni sorpresas de última hora. La dirección nacional y la regional han visto en Català la única persona capaz de recuperar el bastión que la ex alcaldesa Rita Barberá mantuvo durante 24 años.

En 2007 arrebató al PSPV uno de los principales municipios del «cinturón rojo». Con tan solo 26 años se convirtió en alcaldesa de Torrent a pesar de que nadie daba un duro por ella. Después fue consellera de Educación y también portavoz en el Consell de Alberto Fabra, aquel que solo podía dar noticias de recortes y al que la agenda judicial le marcaba los tiempos. En esta legislatura, ya en la oposición, le ha tocado hacerle como diputada la vida difícil a la vicepresidenta Mónica Oltra.

Ahora asume un reto «ilusionante y en el que va a dejarse la piel. Con permiso de su familia, ha aceptado meterse en este lío. De hecho, como la decisión está más que meditada tiene muy claro que su «kilómetro cero» será la exalcaldesa Rita Barberá. «El PP no parte de la nada, tenemos su legado» y en base a él pretende recuperar a esos votantes que dieron al PP su apoyo incondicional durante cinco mayorías absolutas.

Barberá será el nexo de unión de sus votantes, pero también lo será un proyecto para la ciudad en el que esté muy presente el «valencianismo». Esa será su baza contra el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Valencia de Compromís, PSPV y Podemos.

A estos elementos, Català añadió ayer uno muy importante. Su propia manera de entender el PP. Negó categóricamente que su partido se haya situado en la extrema derecha, como ayer se encargaron de enfatizar desde la izquierda. Es más, dijo que si así fuera no hubiesen podido contar con ella.

La candidata popular no quiso avanzar cómo conformará su lista. Eso sí, en ámbitos populares se da por hecho que tendrá libertad para conformar su propio equipo y en él es complicado que repita alguno de los concejales imputados en el caso Taula. Les reconoció su trabajo por la ciudad y dio a entender que su etapa ha finalizado.

El que sí se puede confirmar es quién será su mano derecha, el ex director general de Urbanismo, Juan Giner, también miembro de la gestora, será un pilar de su campaña y de su proyecto.

Bonig y Català, los “dos” PP

A la presidenta del PPCV, Isabel Bonig se la vio ayer más que satisfecha con el resultado de esta carrera de nombres. A Bonig y a Català se las llegó a ver como rivales, pero Bonig fue la elegida y Català optó por quedarse en la reserva. Ahora las dos tienen ante sí grandes retos. Cada una a su estilo. Bonig, más conservadora, Català, más liberal aunque como dicen en el PP, «siempre se han complementado».

Fuente;: La Razón

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *