Cómo hacer regalos de Navidad y no comprar lo de siempre

¿Cuántas veces hemos repetido el mismo regalo de Navidad? Las estadísticas de consumo navideño señalan que los españoles eligen una y otra vez la ropa, los perfumes o el dinero como opciones de compra para estas fechas. En la factoría Lanzadera, la aceleradora de empresas impulsada por el empresario Juan Roig, ofrece diversas propuestas que traen aire nuevo al habitual repertorio de regalos. Calzado, tecnología, artículos de decoración o deporte o gastronomía son algunas de las ofertas. El boom del concepto “sneaker” va a convertir al calzado en el regalo de moda y tiene mucha presencia en el catálogo de startups de la aceleradora. Destacan por ejemplo las sneakers de Feners, elegantes y cómodas, hechas artesanalmente en Elche; las zapatillas unisex de Vacant Shoes, fabricadas también en la localidad alicantina; o los zapatos de Sibari, que con su diseño mediterráneo reivindica, de nuevo, la producción artesanal. Si se opta por regalar complementos de moda se puede recurrir a Panapop, firma de relojes con diseños estampados que se renuevan cada mes y que ya ha convencido a cerca de 20.000 personas. Asimismo, otras buenas alternativas de complementos son las mochilas de Fuga Cargo o las gafas de estilo de vida –que combinan diseño y calidad– diseñadas por Colonvo o por Project Lobster.

En el capítulo de regalos decorativos, concebidos para aportar estilo en un espacio propio, la aceleradora valenciana alberga varios proyectos interesantes. Pitiminís, por ejemplo, es una startup que se dedica exclusivamente al diseño, creación y venta de figuras impactantes que llaman la atención a simple vista. La firma Naan Furtniture es una gran elección si se apuesta por el mobiliario natural y minimalista y lo mismo ocurre con la marca Clamp Luz y Madera si se prefiere la iluminación íntima de diseño.

Regalos para los más pequeños

En Lanzadera también hay empresas con proyectos centrados en los más pequeños, ya sean bebés o niños. Para los primeros se ha desarrollado Mi Primer Spa, un spa en el que se trabajan la psicomotricidad o la estimulación temprana partiendo desde el relax y la conexión familiar. Después, esa conexión se puede trasladar al apartado textil gracias a la startup Mis&MissYork, que diseña moda a conjunto para madres e hijos. Finalmente, la startup Minimís tiene el regalo perfecto para los niños, un nuevo concepto de muñecos artesanales fabricados que generan conciencia y promueven relaciones igualitarias.

Si lo que se busca es el control parental y la seguridad de los menores, la aceleradora tiene dos proyectos tecnológicos que suman en esta labor. Por un lado, el reloj OkyWatch logra que los padres puedan seguir los pasos de sus hijos mediante localización GPS y, además, ofrece la posibilidad de comunicarse con el pequeño a través del dispositivo. Por otro lado, el proyecto Liip Smart Monitor ha desarrollado una pulsera inteligente para bebés que ayuda a los padres a mejorar en la calidad de sus cuidados.

Ejercicio y viajes, dos clásicos post Navidad

Con la llegada del año nuevo se suelen hacer propósitos. Después de las copiosas comidas navideñas, el ejercicio suele ser uno de esos propósitos. En este sentido, Lanzadera propone participar en una de las pruebas de obstáculos que Survivor Race organiza para los amantes del deporte. Pese a que sus pruebas contemplan una categoría de amateurs, siempre es bueno llegar entrenado al evento. Es decir, regalando una inscripción se fomenta el necesario ejercicio. Otro propósito de año nuevo típico es el de viajar más. A eso se dedica la startup 3000KM, una empresa que diseña viajes alternativos por todo el planeta, basados en otra manera de viajar más auténtica y cercana, respetuosa con el entorno social, económico y medioambiental, en el que los viajeros se mueven de manera flexible y en pequeños grupos, siempre acompañados por viajeros experimentados que coordinan los pasos.

Para los que están fuera de casa en Navidad, LainBoox prepara cajas mensuales con productos españoles, ideales para todos lo que echan de menos los productos españoles

Fuente;: La Razón

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *