Compromís denuncia que la Fundación Jaume II desvió 4,3 millones de euros

El portavoz de Compromís en Les Corts, Fran Ferri, aseguró ayer que la Fundación Jaume II el Just desvió, entre los años 2004 y 2009, un total de 4.291.878,47 euros de sus presupuestos a empresas investigadas por conformar un entramado que presuntamente servía para financiar de manera ilegal al PP.

Ferri lamentó que «el PP convirtió el Monasterio de la Valldigna -sede de la citada fundación- en el epicentro de una trama corrupta que desviaba dinero que en lugar de ir a Educación, Sanidad o Dependencia acababa en sobres y en campañas ilegales del Partido Popular».

A su juicio, «la Fundación Jaume II el Just funcionó como una escuela de corrupción para personas clave de esta trama como Marcos Benavent, vinculado a Alfonso Rus, o María José Alcón, vinculada a Rita Barberá», afirmó Ferri.

Según detalló el portavoz de Compromís, 1.601.259,15 euros de esta fundación se desviaron, a través de 56 facturas, a la empresa Thematic Events.

Las facturas corresponden a ámbitos muy diversos que van desde la organización de festivales o eventos, hasta el alquiler de un coche para el desplazamiento del gerente de la Fundación, Vicente Burgos.

«Según las investigaciones policiales, esta empresa fue impulsada por el entonces trabajador de la Fundación, Marcos Benavent -procesado en varias causas como exgerente de Imelsa-, como parte del mecanismo para desviar dinero público», según Ferri.

Otra de las firmas que supuestamente recibieron fondos de la Fundación Jaume II de forma irregular entre 2005 y 2008 fue, según Ferri, la constructora Cleop, también investigada en otras causas como supuesta financiadora irregular del PP valenciano.

Esta empresa, «que aparece en las grabaciones investigadas por la policía como una de las preferidas por Benavent y María José Alcón», según Ferri, fue objeto de contratos por valor de 1.454.330,81 euros.

«También destacan los 974.620,73 euros que recibió la empresa Comunicación Gráfica Siglo XXI, y los 322.011,05 euros que recibió la empresa Universo Selección, sociedad de Enrique José Sospedra Barberá, sobrino de la entonces alcaldesa de Valencia, Rita Barberá».

«Los 55.113 euros restantes se repartieron entre otras empresas de la trama como Bérgamo, La Gráfica Integral, Vía Libre, Engloba, Processcolor y WIC», apuntó Ferri.

«En total, más de cuatro millones de euros abonados a diez empresas de la trama del caso Imelsa entre 2004 y 2009, en una Fundación que se encuentra en proceso de liquidación después de que la gestión del Partido Popular dejara un agujero de 11 millones de euros», según lamentó ayer el portavoz de la formación nacionalista Compromís.

Fuente;: La Razón

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *