Día de la Marmota 2019: Phill predice que la primavera llegará pronto

Día 2 de febrero. Como todos los años en este día, se celebra una festividad conocida como el Día de la Marmota, un espectáculo que se celebra en Estados Unidos y Canadá desde el año 1887, por el cual una marmota sale de su madriguera para predecir cuando durará el invierno. El vaticinio del animal consiste en que, si cuando este, sale de su guarida al amanecer y ve su sombra significa que el invierno se prolongará otras seis semanas. Sin embargo, si el roedor no encuentra su sombra (porque el día esté nublado) significa que la primavera llegará pronto. Punxsutawney, ciudad ubicada en el estado de Pensilvania, recibe todas las miradas cada 2 de febrero ya que es el lugar más popular más popular de esta fiesta, que está muy extendida a lo largo de la costa este de los Estados Unidos.

En el día de hoy, la marmota Phill ha vuelto a predecir cuanto tiempo le queda al invierno en este 2018. Su nombre se debe a que la primera marmota empleada en este ritual fue bautizada como Phil y así se ha llamado a todas las demás hasta hoy, día en el que Phill ha pronosticado que la primavera llegará pronto en 2018, ya que el animal no vio su sombra. Con temperaturas por debajo de los cero grados centígrados pero en un día soleado, miles de personas se reunieron hoy a primera hora de la mañana en Gobbler’s Knob, una colina a las afueras de Punxsutawney, para ver en directo el pronóstico de la famosa marmota. Los maestros de ceremonia, con sus tradicionales chisteras negras, sacaron hoy a la mascota de su jaula de tronco de árbol mientras la multitud coreaba entusiasmada el nombre de la marmota.

A pesar de que esta tradición está muy instalada en la cultura norteamericana, como curiosidad, resaltar que Phill solo acierta un 39 % de las ocasiones, aunque los miembros del Punxsutawney Groundhog Club Inner Circle afirman que la marmota siempre tiene razón y cualquier malentendido se debe a un error humano. Además, esta es solo la ocasión número 19 en la que Phil no ha sido capaz de ver su sombra desde 1887. Hay registros de 123 años (los documentos de diez años se perdieron) y, en ese tiempo, la marmota ha visto su sombra 103 veces, haciendo más común las predicciones de inviernos largos.

Fuente: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *