El Damasco

Es el tejido de seda con dibujos a la jacquard más conocido. Primeramente el damasco fue producido en Asia, sobre todo en China. Después se extendió por Oriente Medio y fue en Siria donde tomó su nombre el tejido al ser Damasco la capital de este país y contar con una importante industria textil. Los tejidos ornamentados exportados desde Damasco eran muy conocidos, lo que llevó a asociar a la tela con la ciudad. A finales del siglo XII llegó a Europa occidental y desde ahí a España y Valencia donde su fabricación fue de gran tradición.

Tejidos – Damasco

Este tejido está caracterizado por una sola urdimbre y una sola trama. El revés del tejido es el negativo del derecho. De forma que derecho y revés tienen la misma decoración pero a la inversa.
Presenta un efecto de dibujo y otro de fondo logrado por medio de la alternancia de dos tipos de ligamentos, teniendo un efecto brillante y otro mate. Estos contrastes dan una sensación de relieve que los hacían antiguamente muy apreciados.

En estas fotos observamos un tejido de damasco visto por delante y por detrás.

 

Puede tejerse con la urdimbre y la trama de distinto color formando el fondo del color de la urdimbre y el dibujo del color de la trama. También puede llevar hilos de metal.

Normalmente sus diseños son florales, pero antiguamente también los había con motivos vegetales, geométricos, fantásticos o animales.

Los damasco siguieron realizándose en seda, aunque los materiales como el algodón, lino, lana y fibras sintéticas se utilizaron también en su fabricación. Los tejidos en lino fueron muy comunes a partir del siglo XVIII.

Fue un tejido muy utilizado como ornamento religioso y tuvo gran éxito como decoración de interiores y como cubrecamas. A principios del siglo XX alcanzaron un gran éxito y se incrementaron los diseños de damascos para la decoración, sobre todo de cortinajes y tapicerías, haciéndose insustituible.

Unos de los damascos más conocido es el Palma y son muchas empresas de tejidos que lo han realizado. Está formado por grandes flores centrales acompañados de granadas, todo rodeado de guirnaldas de hojas grandes y flores más pequeñas.

El damasco Palma ocre que observamos en la foto es de Garín. El salmón del inicio es de Angulo, el azul y el granate son de Vives y Marí, estos tres facilitados por Monmeneu.

Fuente: Floreal-Indumentaria