El mural proetarra de Ribó amanece con sus mensajes tachados por un vecino anónimo

Un ciudadano valenciano se ha levantado indignado con su alcalde este lunes por  la cesión de un espacio público por parte de Joan Ribó para que se pintara un gigantesco mural en homenaje a los matones de Alsasua. Pero un vecino desconocido ha tapado los mensajes con pintura blanca a primera hora de la mañana.

El primer edil de Valencia y líder de la formación pancatalanista Compromís había concedido el conocido como ‘muro de los jesuitas’ al grafitero Elias Taño y éste aprovechó el espacio público para reclamar la “libertad para los jóvenes de Alsasua” y para expresar que el “país valenciano ama a Euskal Herria”, el término utilizado por la izquierda abertzale —que se traduce como ‘pueblo vasco’— para incluir en sus reivindicaciones separatistas a Navarra y a las regiones de habla vascuence del suroeste de Francia.

El muro amanecía este lunes con sus dos mensajes tapados con pintura blanca por obra y magia de una iniciativa privada a pesar de la amenaza de multa del consistorio valenciano.

Pero aún hay más. Un día después de la publicación en este periódico de la polémica pintada en Valencia capital para una proclama proetarra, OKDIARIO ha accedido al expediente de la ocupación del espacio público.

Según la documentación, Joan Ribó ofreció los muros pertenecientes al antiguo colegio de Jesuitas al “pintor” de la obra, Elias Taño, como “desagravio” por la eliminación a principios de julio de otra obra suya que apoyaba a los batasunos de Alsasua en el céntrico barrio del Carmen de Valencia. Un grafitti para el que el artista carecía de autorización municipal.

La eliminación de aquella obra se produjo tras la denuncia de un vecino, indignado por los mensajes proetarras. Pero, curiosamente, los servicios de limpieza que la borraron fueron sancionados por el área municipal de gestión de residuos.

La relación tan cercana entre la administración municipal valenciana y el artista tinerfeño tiene su sentido. Y es que el diseñador Elias Taño ya elaboró parte de las ilustraciones de la campaña electoral de ‘A la valenciana’, la coalición con la que concurrieron a las elecciones generales Podemos y Compromís.

Ni violencia de género ni delito de odio…

La comunicación del Ayuntamiento al grafitero es textual y, como se aprecia en la documentación reproducida en este texto, es el propio consistorio en que quiere “desagraviar” al ‘artista urbano’ y le ofrece varios espacios públicos para “ocupar”.

Sin embargo, los requisitos que Joan Ribó exigía al autor del grafiti, pese a estar también claramente expresados, no fueron atendidos a la hora de efectuar la obra de exaltación a los abertzales de Alsasua que, en 2016, propinaron una brutal paliza a los dos guardia civiles y sus parejas.

Según el texto del Ayuntamiento, “en respuesta al ofrecimiento realizado desde esta Delegación de Parques y Jardines, se procede a iniciar las actuaciones para autorizar la ocupación solicitada, sin olvidar que el mural no puede hacer referencia a la violencia de género, la homofobia, alusiones sexistas, racistas, fascistas o de delitos de odio”.

Así, Ribó pedía al artista —al menos, oficialmente, para que constara— que su obra no cayera en la homofobia, el racismo, la exaltación de la violencia de género, ni la apología del odio. Sin embargo, la sentencia de la Sección primera de la Sala de Lo Penal de la Audiencia Nacional contra los agresores de Alsasua sí vio claramente “animadversión y menosprecio” en la motivación de los condenados. El fallo dice claramente que eran condenados a penas entre dos y 13 años de prisión por delitos de atentado a los agentes de la Autoridad, lesiones, desórdenes públicos y amenazas.

El consistorio de Ribó no ve “agresión fascista” ni “delito de odio” en la paliza de Alsasua, y ha bendecido la obra al menos hasta que un vecino se ha tomado la justicia por su mano y ha tapado sus mensajes.

Tampoco el Ayuntamiento valenciano dirigido por Compromís cree que haya ningún mensaje cercano a la violencia de género a pesar de que entre los agredidos aquella noche de octubre de 2016 en el bar Koxka de la localidad navarra estaban las parejas de los guardias civiles.

Es más, las lesiones y secuelas físicas, así como los daños morales sufridos por las novias del teniente y del sargento agredidos por las que fueron indemnizadas tampoco son “violencia de género” para el alcalde de Valencia.

De hecho, el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (COVITE) ha enviado sendas cartas al alcalde de Valencia, Joan Ribó, y a la consejera de Igualdad y Política Inclusiva de la Generalitat, Mónica Oltra.

A esta última, número dos del Gobierno de Ximo Puig en la Generalitat Valenciana, le reclama COVITE que se pronuncie en torno a la campaña de acoso “que ha sufrido una de las mujeres víctimas de la agresión por el hecho de ser la pareja de un agente de la Guardia Civil, lo cual resulta discriminatorio y profundamente machista”. Pregunta a Oltra si “apoya a quienes pretendieron prohibir a una joven de 19 años tener una relación con quien ella decidiese”.

C’s exige la retirada del mural

El Partido Popular ha anunciado que presentará un recurso de reposición contra la resolución de autorización de este segundo mural con el objetivo de que se deje sin efecto la autorización y se proceda a suprimir el grafiti de apología proetarra.

Así mismo, Fernando Giner, portavoz de Ciudadanos, ha declarado que “si Ribó apoya murales que defienden a los agresores y atacan a las víctimas, que le pinten un cuadro y se lo cuelgue en su casa”.  Además, los naranjas han exigido este lunes al primer edil y al PSPV la eliminación inmediata del mural de Elías Taño.

Es intolerable que el Ayuntamiento de Valencia respalde alegatos sobre actos violentos. Recordemos que de este caso existe además una sentencia judicial firme. Es un auténtico despropósito que Joan Ribó facilite un muro público, de la ciudad de Valencia, para la pintura de un mural en defensa de agresores”, ha criticado el portavoz de C’s.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *