El sueño de Joan Ribó: tranvía a la Malvarrosa… desde Nazaret

El alcalde defiende que se trata de un proyecto “a largo plazo” y la consellera enfría sus esperanzas al centrar su objetivo en la T2


Salvador reconoce que sin ayuda estatal no será posible la unificación tarifaria

Un tranvía de Nazaret hasta la Malvarrosa que conecte toda la fachada marítima de Valencia. El proyecto, de momento, sólo está en la cabeza del alcalde, Joan Ribó, quien ayer, eso sí, quiso verbalizarlo en público tras reunirse con la consellera de Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, en el acto de adscripción del Ayuntamiento de Valencia a la nueva Autoridad del Transporte Metropolitana. El primer edil presentó su «sueño» para el frente marítimo toda vez que, avanzó, Nazaret va a experimentar un crecimiento «por motivos que se verán muy pronto». Ribó, no obstante, reconoció la complejidad de llevar adelante un proyecto de esta envergadura que conectaría mediante tranvía los tres barrios del Marítimo a través de la Marina y que enlazaría la futura T2 (que debe llegar hasta Nazaret) con las líneas T4 y T5 que ya recorren parte del Cabanyal y la Malvarrosa.

Fuentes municipales indicaron que el proyecto consistiría en conectar las líneas ferroviarias que deben llegar a los Poblados Marítimos pero que no se enlazan entre sí. «Sería un objetivo que a largo plazo sí que nos planteamos», culminó el alcalde. Mientras, la consellera enfrió los deseos del alcalde y se centro en los «muchos objetivos» que tiene su Conselleria por delante como, por ejemplo, «poner en servicio la parte de la obra civil de la T2 que estaba hecha, que es un reto muy gordo». «Podemos soñar, soy una persona que creo que hay que ser muy ambiciosa y cualquier gobierno tiene que tener ese espíritu, pero en estos momentos la ciudadanía de Valencia se merece unos gobernantes que digan la verdad y sean realistas. Con todas las dificultades habidas y por haber, hemos tomado la decisión de retomar las obras y terminar esa superestructura y que por ahí pase un metro. Nos tenemos que centrar en conseguir esto», zanjó.

Antes, las dos autoridades ratificaron la adhesión de Valencia a la Autoridad de Transporte Metropolitano de Valencia (ATMV), un ente cuyo objetivo es lograr «un transporte digno y de calidad para todos los ciudadanos» del área metropolitana de la ciudad.

Ribó destacó que cada día entran a la capital «de 150 a 200.000 personas», por lo que «que se haga una movilidad adecuada en todo el entorno metropolitano es imprescindible». «No podemos gobernar adecuadamente la movilidad en la ciudad sin que haya planes de movilidad a nivel de área metropolitana y por supuesto que el Gobierno cumpla con sus compromisos como cumple con Madrid, con Barcelona y con otras ciudades», dijo.

Salvador, por su parte, advirtió de que se habla de 175 millones de viajeros al año, pero reconoció que la ATMV comienza ahora «un camino lleno de retos y de obstáculos», como «el que continúa poniendo el Gobierno de España, el Ministerio de Hacienda y el de Fomento», ya que Generalitat y Ayuntamiento han coincidido en reivindicar una subvención de 38 millones anuales para este ente. «Somos la tercera área metropolitana de España y no tenemos ni un clavo que aporte el Gobierno», criticó.

Pese a que admitió que sin esta ayuda estatal tendrán «muchas dificultades» para desarrollar gran parte de las políticas que pretenden poner en marcha con esta ATMV, Salvador aseguró que van a comenzar a trabajar en lo que sea competencia de las administraciones local y autonómica «para comenzar a armonizar y a unificar las políticas de transporte y movilidad en el área metropolitana de Valencia». No obstante, dijo que sin la aportación del Estado será prácticamente imposible esta integración tarifaria en la que se quiere avanzar.

Fuente: El Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *