La nueva vida del cine Capitol de Valencia

El edificio acogerá un nuevo restaurante con productos típicos de la gastronomía italomediterránea

El emblemático cine Capitol de Valencia, uno de los primeros ejemplos de arquitectura racionalista de la ciudad, construido en la década de 1930, ha iniciado nueva etapa de la mano de la cadena de restauración Muerde la Pasta, que ha transformado este lugar en un multiespacio gastronómico.

La compañía ha llevado a cabo una “profunda renovación” del interior de la mano del interiorista Lázaro Rosa Violán, quien ha diseñado algunos de los restaurantes “más prestigiosos” del país, según ha informado la mercantil en un comunicado.

Fruto de este desarrollo, el edificio, que está catalogado como espacio protegido y que ya fue rehabilitado anteriormente, recupera ahora un “aspecto único” y queda convertido en un “espacio excepcional” para “disfrutar de una excelente oferta gastronómica”.

El interiorista, un experto en la reinterpretación de la arquitectura modernista de los años 30 y 40, ha logrado generar una “atmósfera contemporánea”, pero “con arraigo a la tradición”, empleando mobiliario vintage, maderas nobles y materiales reciclados, “que conectan a la perfección con la memoria histórica de esta joya arquitectónica”.

En este edificio, ubicado en la calle Ribera 16, con casi 2.000 metros cuadrados, y aforo para más de 600 comensales, la cadena de restauración ha dado lugar a dos conceptos de negocio bien distintos. En su planta baja, la compañía ha abierto su primer establecimiento de la marca Savoiardi Cakes & Coffee, para disfrutar de una gran variedad de cafés y tés, smoothies, frappés, así como de tartas artesanales y un amplio surtido de otros dulces y salados para tomar y llevar.

En la segunda planta, se ubica nuevo restaurante Muerde la Pasta, un buffet libre con más de 150 recetas y productos típicos de la gastronomía italomediterránea. El nuevo Capitol da empleo a 45 profesionales que ya han sido seleccionados y formados por la compañía.

Se trata de una operación “de enorme interés” para Muerde la Pasta”, según ha afirmado José María Carrillo, director general de la cadena, quien ha destacado la “gran satisfacción ocupar un espacio emblemático para la ciudad”, y del que ha dicho que es su primer local “a pie de calle y fuera de un centro comercial”.

Así, ha indicado que esto les “invita” a “disfrutar de otro tipo de cliente, al que estábamos muy interesados en llegar y al que queremos satisfacer plenamente”. “Esperamos que por este nuevo local pasen el próximo año cerca de 200.000 clientes, contribuyendo además a incrementar el tráfico comercial y de ocio de la zona”, ha añadido.

El nuevo Muerde la Pasta es el número 25 de la enseña, una cadena que anunció hace escasos meses su intención de comenzar a abrir establecimientos bajo el formato de franquicias y que ya prevé inaugurar 12 nuevos locales a lo largo de 2018.

El pasado año facturó más de 60 millones de euros, con un incremento del 15% en ventas frente al ejercicio anterior, y con una facturación media por local de 2,5 millones de euros al año.