Las estudiantinas de carnaval en Valencia

LAS ESTUDIANTINAS DE CARNAVAL EN VALENCIA


Una de las notas más simpáticas del desaparecido Carnaval en Valencia eran los bailes de niños en el Teatro Principal y las estudiantinas que por las calles postulaban.
No era una sola la que recorría por la ciudad. Llegaron a sumarse cinco ó seis.
Era la decana de ellas, y también la más señorial, la de Derecho. No se sabe si se guardará algún archivo de ella, pero hay constancia que en su organización se celebraban sesiones en un aula de la Universidad y se levantaban actas, así mismo se sabe que una de las principales exigencias a los postulantes era la exquisita pulcritud en el vestir. Entre sus presidentes de los últimos tiempos 1900/1910 se pueden nombrar a don Fernando Ibáñez, al Marqués de Tosos, a don Luis Meliana, a Maján, a Manzano… El año de referencia, esta estudiantina llevaba la banda de música del Regimiento de Mallorca, que era entonces la más celebrada, y postulaba, como siempre, para los niños del Colegio Imperial de San Vicente Ferrer.
La estudiantina de la Facultad de Medicina seguía a la anterior en antigüedad y prestigio. Esta solía dividirse algunos años, y parte se iba por los pueblos, con su rondalla de guitarras y bandurrias y su inseparable pandereta, y la otra se quedaba en la ciudad, y era amenizada por una banda también de regimiento, que por aquellos años era la de Vizcaya. Vestían bien, solían llevar en el tricornio la clásica cuchara de madera, en el brazo pendían lazada amarilla y postulaban para los enfermos del Hospital.
La de Bellas Artes. Era de las más llamativas, porque los alumnos de la Escuela de San Carlos vestían la ropilla del tiempo del pintor Ribera: traje de terciopelo, calzón corto y lazo verde. Algunos años llevaban banda de guitarras y bandurrias, otras de organización civil. En estos años iban acompañados de la Banda de Música de Burjasot, que había obtenido el primer premio en el Concurso de la Feria.
Carreras especiales. Aquí había más manga ancha para entrar. Podían aspirar a ser postulantes cuantos se dedicaban a una carrera especial. No solían ser muy exigentes en el vestir. En la manga llevaban lazo encarnado y amarillo y pedían para los pobres en general.
Conservatorio de música. Salió muy pocas veces. Vestían sus postulantes ropilla, llevaban la Banda de Música de la Casa de Beneficencia y postulaban para este Asilo.
Aún había años que salía otra estudiantina. Era esta la de los escolares del Instituto. Una estudiantina en miniatura, con postulantes de 12 a 14 años.
Todas estas muchachadas, con su juvenil alegría, con sus músicas en las ya hermosas mañanas de marzo, en que la naturaleza comienza a despertar de su letargo invernal y las mujeres se prenden al pecho ramitos de violetas, llenaban la ciudad de júbilo y abrían el espíritu a la esperanza.

En la imagen podemos ver a la Estudiantina de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia, en las Fiestas de Carnaval de 1894. 
Los estudiantes de pintura: Antonio Fillol Granell, José Mongrell Torrent, Daniel Cortés Pérez, Joan Fuster Bonnin, Francisco Boví Bernardo y Ramón Stolz Seguí, y de escultura Ricardo Causarás Casaña.

Jesús Moya Casado
Jesús Moya Casado

Jesús Moya Casado es apreciado autor y colaborador de la web cultural del pueblo de Chert y con sus interesantes artículos epistolares presentes en la red de Internet, ayuda a engrandecer las olvidadas tierras del Maestrazgo, sus gentes y sus costumbres, acreditando con su contribución, el aprecio que siente por nuestro pueblo y permitiendo deleitarse con la gratificante lectura de sus escritos: