Lluvias torrenciales en pleno agosto inundan la Comunitat

La provincia de Castellón fue recobrando poco a poco la normalidad a lo largo del día de ayer después de una madrugada en que las fuertes lluvias dejaron atrapados numerosos vehículos, sobre todo en las localidades de Moncofa y Almassora, donde una mujer tuvo que ser rescatada, y después de que cayeran más de 7.000 rayos, 2.500 de los cuales impactaron en tierra.

Fuentes del Consorcio Provincial de Bomberos explicaron durante la mañana de ayer que la situación estaba ya controlada después de las diversas actuaciones que se desarrollaron en torno a las cinco de la mañana con las precipitaciones tormentosas que afectaron con especial intensidad al litoral de la mitad sur de la provincia.

A las seis de la mañana se comenzaron a recibir avisos centrados en la zona de Almassora, en los que se indicaba que varios vehículos se encontraban atrapados por el agua en la zona conocida como el «escalextric», en el paso de acceso a Santa Quiteria y en la zona del camí Fondo.

El Consorcio movilizó dos dotaciones del parque de Plana Baixa que atendieron a varios automóviles que, debido al nivel del agua, estaban parados aunque ninguno de los conductores presentaba necesidad de rescate y esperaron a la llegada de las grúas para la retirada de los mismos. En la zona del Camí Fondo -que une Santa Quiteria con el polígono industrial Sitchard- varios coches quedaron atrapados por la gran cantidad de agua que llevaba el camino.

En uno de ellos, una mujer salió del vehículo después de que el agua lo hubiera arrastrado a la cuneta y se refugió en un camino cercano a una caseta en un huerto de naranjos.

Desde allí llamó varias veces a emergencias, pues la zona en la que estaba se estaba inundando también y estaba muy nerviosa y tenía frío.

El Consorcio movilizó para su rescate un camión de servicios forestales, más alto que los normales, para poder acceder a la zona que tenía gran acumulación de agua y la evacuaron hasta una zona segura donde la Policía Local de Almassora se hizocargo de ella.

En Vila-real se recibieron varios avisos también por coches atascados por el agua, pero el nivel poco a poco bajó y no fue necesario intervenir.

Por la tarde, el temporal siguió acechando a la Comunitat. El frente de lluvias de intensidad torrencial se desplazó a la provincia de Alicante y descargó hasta 60,8 litros por metro cuadrado en Pinoso en tan solo una hora.

Según los datos facilitados por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en su cuenta de Twitter, la intensidad de precipitación fue muy fuerte de madrugada en Castellón, por la mañana se centró en el litoral del sur de Valencia, y a primeras horas de la tarde se trasladó a la provincia de Alicante, donde adquirió intensidad torrencial.

Fuente;: La Razón

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *