Los Franco amenazan con denunciar a Sánchez por profanar tumbas

El Gobierno está ultimando el plan para la exhumación de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos a finales de verano, pese que la familia niega cualquier acuerdo para el traslado de los restos del que fuera jefe del Estado.

Después de que el martes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, asegurara en el Congreso que la decisión de la exhumación es firme y se realizará «en muy breve espacio de tiempo», fuentes del Ejecutivo explicaron que siguen avanzando los preparativos para llevarla a cabo.

En ese sentido, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en una entrevista en la SER, aseguró que el Ejecutivo va a iniciar todos los procedimientos para hacer efectiva la decisión. Además, asumió que, si la familia hubiera aceptado la recepción de los restos de Franco, todo habría sido más sencillo y más rápido.

Por su parte, los Franco ratificaron ayer a LA RAZÓN que no existe acuerdo alguno con el Gobierno sobre el traslado.

Los siete nietos del dictador desmintieron a este periódico que hayan enviado por conducto notarial un comunicado oficial a la Abadía del Valle de los Caídos en el que expresen su rechazo a la exhumación y la negativa a hacerse cargo de los restos. Según Francis Franco, «no es cierto que hayamos enviado ese documento, remitimos una carta hace tiempo, y nada más. Esta información es una cortina de humo propiciada por el Gobierno, es absurda».

Sobre las declaraciones de Sánchez, el mayor de los nietos del dictador es escéptico: «Puede decir lo que quiera. Hace unos días dijo que eso se haría antes de agosto, y ahora que más tarde… También dice que ha llegado a un acuerdo con nosotros y con los benedictinos de la basílica y es absolutamente falso». Franco niega que exista «preocupación por algo que no ha sucedido, ya veremos la respuesta cuando ocurra» y rechaza que no fueran a hacerse cargo de los restos de su abuelo. «Eso es una tontería. El Gobierno miente». Afirma que «todos los hermanos estamos muy unidos en este asunto tan delicado, somos una piña» y que nada hay sobre una tumba junto al Pazo de Meirás. «Más tonterías, no se puede hacer caso de esas falsedades».

Mientras, Carmen Calvo explicó que la exhumación se realizará a final del verano, cuando se tengan todas las garantías para ejecutar los trámites necesarios.

Calvo ratificó que las autoridades eclesiásticas no ponen objeciones al traslado, y, al respecto, el presidente ejecutivo de la Fundación Francisco Franco, Juan Chicharro, en un artículo publicado en la web de esta organización, expresó ayer su deseo de que la Iglesia impida que se lleve a la práctica «este abyecto plan». «Entre otras muchas razones –escribe– por el recuerdo debido a quien fue su benefactor y a quien deben su existencia, amén de que no querrá contribuir a la desafección de millones de españoles vaciando aún más las iglesias de lo que ya están», informa Efe.

Fuente: La Razón

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *