Monica oltra y el enriquecimiento injusto – Dinero para los amiguetes

La Sindicatura revela que el Consell abonó más de 1.100 millones en 2017 a través de esta fórmula y que Igualdad es la que más la utiliza

El recurso al expediente de resarcimiento o de enriquecimiento injusto es habitual en todas las administraciones. Se trata de un recurso que se utiliza en aquellos casos en los que, por razones de urgencia o por falta de previsión, es necesario atender una actuación y no se dispone de tiempo para convocar un concurso o el procedimiento administrativo ordinario para su adjudicación. Es, en todo caso, un proceder que permite evitar que el servicio deje de prestarse. Aunque, eso sí, implica obviar un nuevo concurso de contratación administrativo -con las garantías que ello supone-, puesto que con ese expediente el pago se realiza sí o sí al proveedor que ya ha realizado la actividad.

El departamento que dirige Mónica Oltra, la conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, ha sido a lo largo de la legislatura terreno abonado para este tipo de prácticas. Este diario ya publicó en abril del año pasado que ese departamento llevaba abonados más de 200 millones de euros desde el inicio de la legislatura a través de este procedimiento. Una práctica que ha obtenido la crítica por parte de la Intervención General, que ha censurado en repetidas ocasiones a Oltra la falta de convocatoria y concurso público que supone el enriquecimiento injusto

En términos similares se ha pronunciado también el Síndic de Greuges, que en un demoledor informe hecho público el pasado mes de mayo también incidió en el excesivo recurso al enriquecimiento injusto por parte de Oltra, además de otras cuestiones vinculadas a su departamento.

Uno de cada tres expedientes de enriquecimiento injusto de 2017 pertenece a Igualdad

Pero las quejas y los avisos no han hecho mella en Oltra. El Diari Oficial de la Generalitat publicó el viernes cinco nuevos expedientes de enriquecimiento injusto. Los cinco pertenecen al departamento de Oltra, y todos ellos responden a pagos por servicios prestados sin contrato. La suma total de abonos mediante esta fórmula roza los 3 millones de euros. En las resoluciones no se informa de cuáles son los servicios prestados y por los que se debe atender ese pago, pero sí que corresponden a ejercicios que van desde 2014 a 2018.

El último informe de la Sindicatura de Cuentas también hace alusión a este recurso al pago de servicios prestados sin contrato. La institución fiscalizadora cifra en 1.115 millones la cuantía de todos los pagos por expediente de resarcimiento atendidos por la administración autonómica a lo largo de 2017. En total, 339 expedientes de los que prácticamente un tercio, 11, corresponden a desembolsos realizados por la conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas -aunque el departamento que más dinero abona con este recurso es el de Sanidad, con 959 millones (los desajustes en el gasto farmacéutico justifican esa cifra)-. El dato en Igualdad resulta bastante menos explicable.

Últimos expedientes

4.825
euros por obligaciones económicas generadas en 2017 e imputadas en 2018.
301.781
euros en otro expediente de enriquecimienro injuto por obligaciones de 2015 y 2016.
41.496
euros a través de dos expedientes por obligaciones generadas durante los ejercicios de 2017 y 2018.
294.803
euros en expediente de enriquecimiento injusto correspondientes a los años 2014, 2015 y 2016.
2.183.792
euros por expedientes correspondientes a los ejercicios de 2016 y 2017.

La propia institución fiscalizadora señala esos gastos representan un porcentaje significativo de los capítulos 2 y 6 del presupuesto -gasto corriente e inversiones- y advierte del «riesgo de que estos gastos se hayan realizado sin atender la normativa de contratación».

En su informe, la Sindicatura recomienda «para una mejora en la tramitación y contabilización de los expedientes de resarcimiento», que las unidades responsables promuevan el desarrollo de una normativa reguladora a fin de completar la gestión de dichos expedientes, de manera que se disponga de la información necesaria y suficiente que permita una adecuada contabilización y control de dichos gastos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *