Paquito el xocolatero

Paquito el xocolatero con su mujer y su hija
Paquito el xocolatero con su mujer y su hija

Paquito el Chocolatero es una composición musical española creada en 1937 por el autor español Gustavo Pascual Falcó, nacido en 1909 en la localidad de Cocentaina, provincia de Alicante. Escrita con el aire de un pasodoble español, y dedicada a su cuñado, Francisco Pérez Molina, conocido como Paquito “el chocolatero”, y estrenada para las fiestas de Moros y Cristianos de su pueblo. Desde entonces, el pasodoble cobró vida en las tierras valencianas, desde hace casi un siglo que se oye por sus calles, tocándola innumerables músicos de las centenares de bandas musicales que existen por toda la comunidad, más tarde, gozó de una amplia difusión y popularidad en España, siendo según un informe de la SGAE, la pieza musical más interpretada en vivo durante el año 2007. En ese año se consideró la composición musical española más interpretada del mundo y la más versionada, tanto en instrumentación como en letra.1

La partitura original dispone de letra de acompañamiento en valenciano, aunque ésta existe en otras versiones. Ésta puede ser vista en el museo festero de Cocentaina, donde además se muestra la guitarra con la que el propio Gustavo Pascual compuso los acordes del popular y reconocido pasodoble.

¿Quién era Paquito “El Chocolatero”?
Francisco Pérez Molina era hermano de Consuelo, la esposa de Gustavo Pascual Falcó. Debido al oficio de sus padres, que vendían chocolate junto a otras especias, eran conocidos con el sobrenombre de “Chocolateros”. Francisco, era conocido en el pueblo como Paquito el Chocolatero.

Nació en Cocentaina en 1905. Paquito tenía una pasión: las fiestas de moros y cristianos. Eran, junto a la música, su vida. De ahí que Paquito y Gustavo fraguasen esa amistad que les inmortalizaría a los dos. Son las dos caras de una misma moneda: en una el músico, en la otra el festero.

En el verano de 1937 Gustavo veraneaba junto a la familia de su mujer en una casita a los pies de la sierra Mariola. Una tarde, Gustavo le enseñó a su cuñado Paquito tres composiciones musicales. Le pidió que eligiera una de entre las tres para que llevara su nombre. Paquito las escuchó con atención y sin dudarlo eligió un pasodoble, alegre y dianero, que rimaba bien con su carácter festero. Este pasodoble, es el que hoy conocemos como “Paquito el Chocolatero”. Gustavo, gran observador, supo captar la personalidad de su cuñado y amigo.

Ascensión en popularidad
La interpretación del pasodoble se limitaba en su origen a las Fiestas de Moros y Cristianos de las poblaciones circundantes. En las fiestas de la cercana ciudad de Villena adquiriría rápida popularidad y suele acompañar a las comparsas en sus desfiles desde finales de los años 30. Es entonces cuando, ya en la década de los 40, un cabo de escuadra de la comparsa de Piratas, apodado “El Roña”, pone de moda el “jé” pirata que acompañaría a los compases del pasodoble. Debido a un defecto físico (cojera), desfilaba basculando y las filas de piratas que encabezaba le hacían la broma de “¡Jé, que te caes!”, inclinándose hacia adelante con la música parodiando sus esforzados pasos. Con el tiempo el gesto se fue extendiendo, acompañando a día de hoy a los sones de Paquito El Chocolatero.

Acceder a la web de Paquito “El Xocolatero” 

Paquito “El Xocolatero”
es un home molt formal
que quan arriba la Festa
va sempre molt colocat

Es posa el vestit de Festa
el puro, cafe-licor
i s´en va per la filada
per oblidarse de tot

(estribillo)

Pe’ l carrer va desfilant
entre flors i colors
el poble se’n va entregant
a la gracia d’ aquest home
que sap com ningu ballar.
Per el carrer va desfilant.
Cantueso i Herbero
per a poder-ho aguantar
mentre dura nostra Festa
tan valenciana, tan popular

(bis)

L’ endemá s´en va a la fabrica
i se posa a treballar
Cantueso i Herbero
per a poder-ho aguantar
fins que torne nostra Festa
tan Valenciana, tan popular