Pere Fuset divide el contrato del Buzón Real en dos y los entrega a la misma empresa

Fiestas contrata por separado la realización de la carroza y su montaje porque «una es una inversión y otra un servicio»

La concejalía de Cultura Festiva del Ayuntamiento de Valencia ha dividido el servicio de Buzón Real que recorre estos días los barrios de la ciudad en dos contratos y los ha adjudicado los dos a la misma empresa, tal como denunció ayer el grupo municipal popular. La realización de la carroza del buzón y el montaje de la misma suman 24.040,28 euros, IVA incluido, pero Fiestas los ha dividido en un contrato de 20.531,28 euros y en otro de 3.509 euros, por lo que no ha sido necesario someterlos al proceso de concurso público.

Ambos han sido adjudicados a la misma empresa, con la que la concejalía de Pere Fuset ya ha trabajado en otras ocasiones para eventos como la Feria de Julio o la Cabalgata de Reyes de 2017, cuando el artista contratado realizó las letras que se instalaron en la plaza del Ayuntamiento y la estrella de la carroza real, respectivamente.

«Se sortea la fiscalización»

El concejal del grupo municipal popular Félix Crespo denunció «cómo se recurre repetidamente al fraccionamiento de contratos, en este caso para una misma finalidad y con un mismo proveedor. Y recurren también a desviar cada contrato a un expediente distinto para sortear la fiscalización de la Intervención General». «Es fácilmente comprobable que el segundo contrato es una ampliación y que los conceptos de las dos contrataciones van destinadas al mismo fin y objeto, superando la suma de ambos la cantidad límite de 18.000 euros que obligaría a tramitar un procedimiento negociado sin publicidad», criticó el edil del grupo municipal popular, que insistió en que el buzón real «está teniendo unaasistencia muy baja de niños y niñas y la prueba palpable es que el concejal no ha colgado ninguna foto en las distintas redes sociales».

Preguntado por este diario, el edil Pere Fuset explicó que el primer contrato hace referencia a una inversión, la propia carroza, mientras que el segundo se refiere a un servicio, el montaje de la misma. «Pasa lo mismo en las cabalgatas que organiza el Consistorio», explicó.

Fuentes de su concejalía indicaron, asimismo, que un contrato «es para construir una carroza que servirá para siempre, para todos los años de ahora en adelante», mientras que el otro «es para transportar, montar y desmontar sólo el buzón cada día en un barrio, lo que hay que hacerse todos los años». El primero se ha adjudicado al capítulo de inversiones y el segundo al de gasto corriente. «Son cuestiones básicas que el PP debería tener claras», indicaron las mismas fuentes, que insistieron en que, en cualquier caso, «todo está fiscalizado de conformidad», lo que niegan desde el grupo municipal popular. «Son capítulos diferentes del presupuesto», terminan.