Podemos descafeína la comisión de financiación del PSPV y el Bloc

La Comisión de Investigación constituida en Les Corts sobre la financiación ilegal del PSPV y el Bloc (partido que forma parte de la coalición Compromís) quedará reducida a siete sesiones. En ellas no se escucharán los testimonios del actual secretario general del PSPV, Ximo Puig, ni tampoco de la coportavoz de Compromís, Mónica Oltra, pero tampoco tendrán cabida los de exempleados de Crespo Gomar, empresa considerada como la matriz de la trama y que además, según recoge un informe de la UDEF, admitieron que nunca habían realizado trabajo para las empresas señaladas por la investigación como financiadoras del PSPV y del Bloc.

El PP había solicitado la intervención de una veintena de trabajadores y contaba también con el visto bueno de Ciudadanos. Sin embargo, Podemos también consideró su declaración como innecesaria.

Es más, la diputada de Podemos, Cristina Cabedo, acusó al PP de mentir cuando denunció ante los medios esta situación cuando la realidad es que en la propuesta de los podemistas únicamente aparecen dos ex empleados de Crespo Gomar: Lucía Pascual- quien se negó a declarar en la investigación abierta en el Senado por esta misma causa- y a José Ramón Tiller, quien a lo largo de su vida profesional ha ocupado numerosos puestos de confianza gracias al PSPV.

También tendrán que comparecer el ex gerente de Crespo Gomar, Alberto Gomar, el presidente de Les Corts, Enric Morera,, la ex ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, los ex alcaldes de Gandia José Manuel Orengo (PSPV) y Arturo Torró (PP) o el de Benidorm Agustín Navarro (PSPV), al ex secretario general del PSPV Joan Ignasi Pla, el responsable de la campaña del Bloc en 2007, Lluís Miquel Campos; el ex secretario de finanzas del PSPV José Cataluña; a los empresarios Luis Batalla y Enrique Ortiz. En total, serán 36 comparecientes frente a las 55 propuestos por PP y Cs.

Comisión de alta tensión

El debate provocó momentos de gran tensión. Cabedo (Podemos) intentaba defenderse de las acusaciones del diputado Rubén Ibañez (PP) quien lamentó que se hubiesen convertido en «una marioneta» en manos de PSPV y Compromís.

Cabedo tiró de argumentario básico y acusó al PP de estar deslegitimado para hablar de corrupción, mientras que Mónica Álvaro (Compromís) se justificó diciendo que habían apoyado el plan más razonable. La socialista Rosa Peris dijo que el PSPV está fuera de sospecha, obviando que la causa aún está abierta.

Finalmente, tras más de diez minutos de discusión se fijó el día 10 de diciembre como fecha de inicio. Cabedo dijo que había que avisar a los comparecientes para ver si tenían disponibilidad. Detrás de ella, una compañera le recordaba que así no funcionan las comisiones y que está penado por la ley no acudir.

Fuente;: La Razón

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *