¿Sabies que Jaume I no entrà en la ciutat de Valéncia el 9 d’Octubre?


La capitulación de Valencia se produjo el día 28 de septiembre de 1238, y los cristianos entraron ese mismo día después de ponerse el sol, según se deduce de los testimonios musulmanes. Queda por comprobar si el rey efectuó su entrada entonces o esperó hasta el día 9 de octubre.

A este respecto no caben dudas tras el estudio de la documentación del rey. Día día se señalaron en los documentos dónde estaba el monarca en el momento de su otorgamiento. Se le puede seguir tanto en el Puig, como cuando se acercó a sitiar la ciudad. El documento de capitulación de Valencia se firmó el día 28 aludido y se conserva en el Archivo de la Corona de Aragón. En su data dice que fue dado “in Ruçaffa in obsidione Valencie, IV kalendas octobris, era M.CC.LXX. sexta” (Huici, Colección diplomática, I, p.281, nº. 182)

En el momento de firmarse la capitulación el rey estaba fuera de los muros de Valencia, en la población de Ruzafa. Pero inmediatamente entró a la plaza sitiada. El día nos lo fija la documentación, pues daba a Pedro de Ayera unas casas en Valencia y unas tierras en Benimaclet, de acuerdo con lo prometido durante el asedio. El documento se otorgó “Valentiae, pridie kalendas octubris, anno Domini M.CC.XX octavo” (Huici, Colección Dipolmática,I, p. 281, nº 183). Este documento demuestra que la entrada del rey de Valencia no fue el 9 de octubre, sino mucho antes. Casi con seguridad tras la misma capitulación. Por lo menos se puede afirmar que el rey Jaime I estuvo en Valencia desde el día 30 de septiembre de 1238.

Este documento, por otro lado, viene a confirmar la noticia dada por la Crónica de Jaime I, que indica que al tercer día de entrar en Valencia se comenzó a repartir las casas de la ciudad.

 

CÓMO SURGE UNA FALSA TRADICIÓN

La falta de fijación de un dato histórico contribuye a su desdibujamiento.  Los mismos actores segundones de la conquista de Valencia no estuvieron muy enterados de los acontecimientos. Es interesante resaltar que algunos testigos presenciales, al cabo de los pocos años, no sabían con exactitud cómo se había producido los hechos. Así uno recordaba que se había enterrado cierto caballero el día de San Lucas (18 de octubre) a los ocho días de la conquista de la ciudad (28 de septiembre) (Cfr. Sanchis Sivera, Ordinatio ecclesie Valentine, 557). Otro creía que la reconciliación de la mezquita mayor como catedral (efectuada el sábado 9 de octubre) la había visto celebrar un viernes. (Cfr. Sanchis Sivera, Ordinato, p. 557).

Los Fueros de Valencia es sabido que constituyeron el cuerpo legal más importante de la vida del reino. No es momento ahora de replantear el problema de si el prólogo estuvo en la redacción primitiva o no. En cualquier caso es evidente que al copiarse en 1330 el texto valenciano del Archivo Municipal se había olvidado de la fecha al señalar: “En l’any de Nostre Senyor M. CC. XXX. VIII., IX dies a la entrada de octubre, pres lo senyor Iacme per la gracia de Deu rey d’Arago, la ciutat de Valencia”. Y  coetáneamente el copista del manuscrito latino conservado en la catedral de valencia, también desconocía el día de la ocupación, al copiar al frente del prólogo esta noticia falsa: “Anno Domini millesimo ducentesimo XXXº. VIIIº., ydus octobris, cepit dominus Iacobus rex civitatem Valentia”, lo que llevaría la conquista de la ciudad el día 15 de octubre.

El Llibre del Repartiment

Hemos visto que las tradiciones cronística y analística tanto cristianas como musulamanas aceptaban el día 28 de septiembre de 1238 como fecha de capitulación de Valencia, y la correspondiente entrada de los cristianos. Y cómo a los tres días el rey estaba dentro de la ciudad. El 8 de octubre se marchaba el rey Zayyan.

Al lado de esta tradición escrita constante estaba otra reflejada en los códices de los Furs que la situaba en el 9 de octubre o en el 15 del mismo mes. Pero ambas fechas se encuentran en un prólogo que ha sido considerado como no integrante del códice primitivo y por lo tanto redactado fecha posterior.

Sin embargo, la fecha del 9 de octubre se ha impuesto en Valencia a partir del siglo XIX, después de la publicación del Llibre del Repartiment de la ciudad, al que dedicaremos unas breves líneas.

El libro del Repartiment de Valencia se conserva en el Archivo de la Corona de Aragón, y fragmentariamente fue publicado por Bofarull (Cfr. Bofarull, en Colección de documentos inéditos del Archivo de la Corona de Aragón X (Barcelona 1854).

Los errores que ha promovido son enormes y se tardará mucho tiempo en subsanarse: desde la fecha de entrada de Jaume I en Valencia, que ahora estudiamos, hasta la proporción de gentes extrañas asentadas en la ciudad, con una distribución inexacta de procedencias que se repiten absurdamente, sin crítica alguna.

En el folio 50 vuelto se copia: “die sabbati VII idus octobris intravimus civitatem Valentie”, lo que se interpretó en el sentido de que Jaime I había hecho su entrada solemne ese día 9 de octubre, sábado.

Sin embargo, esta interpretación es tan absurda como otras tantas hechas sobre el libro del Repartiment.  Creo que fue lanzada por Tourtulon (Cfr. Tourtulon, Jaime I le Conquerant (Montpelier 1863-67), de quien lo tomaron todos los historiadores regnícolas, y otros aficionados a los temas históricos. Y a partir de Tourtulon se afianzó en Valencia.

El error salta a la vista tan pronto como se estudia el Libre del Repartiment de forma correcta. El Libre del Repartiment no es otra cosa que el lugar donde se registraron las tierras y casas prometidas a los asistentes al asedio a Valencia, pero no redactado directamente por el monarca, sino por sus escribas. Así tales escribas permanecieron desde julio de 1237 en el asedio que dio por fin la toma Valencia, mientras que el rey puede estar en el asedio, o en tierras catalanas o aragonesas, desde donde también hará donaciones para cuando la ciudad se conquiste.

Desde el asentamiento en el Puig en julio de 1237 hasta mediados de septiembre de 1238 hay abundantes asientos, acompañados de sus fechas.

Siguen después dos donaciones: una de Pedro de Ayera, que no tiene fecha en el Repartiment –pero que conocemos por conservarse el pergamino, y otro dice: “Fernandus Didaci domos de Mahomat Axauoch. II kalendas octobris”, lo que se registró ante los escribas el día 30 de septiembre. E inmediatamente va la nota que ha dado origen a esta falsa tradición: “Die sabbati, VII idus octobris intravimus civitatem Valentie”.

Basta comparar las notas cronológicas del Repartiment y ver su redacción para comprobar que se habla del rey en tercera persona (donationes… facte a rege domno Iacobo; habuit rex civitatem Valentie), mientras que la noticia de la entrada se refiere en primera persona. Esto es, 9 de octubre entraron los copistas del libro del Repartiment.

Tras esta revisión cronológica se puede afirmar que Valencia fue entrada por los cristianos en el anochecer del día 28 de septiembre de 1238 si bien el rey Zayyan continuó en el alcázar hasta el día 8 de octubre siguiente. Cómo el rey resalta que los musulmanes prepararon todos para salir; que fueron llevados al campo existente entre la población y Ruzafa; que encaminó hacia Cullera (todo lo cual parece que se hizo a lo largo del día 28 de septiembre): “e quan aço haguem feyt, entram en la villa”, hay que entender que Jaime I también entró en Valencia en el atardecer del día 28 de septiembre, quedando en la ciudad, donde el día 30 otorgaba un documento.

Y el día 9 de octubre entraron en Valencia los escribas que habían redactado el libro del Repartiment, quizás -y esto es una suposición- para asistir a la purificación de la mezquita mayor, que a partir de esa fecha quedó convertida en catedral.

 

Transcrit del llibre d’Antoni Ubieto Arteta (Origenes del Reino de Valencia. Cuestiones cronológicas sobre su Reconquista)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *