Se manda arreglar los aderezos, ropas y figuras de los Misterios de la Fiesta del Corpus de Valencia

Tal día como hoy del año 1412, el Consell de la Ciutat, por orden de los reyes Fernando I y Leonor de Alburquerque, mandó arreglar los aderezos, ropas y figuras de los Misterios de la Fiesta del Corpus de Valencia que se encontraban muy deteriorados según pudieron comprobar los monarcas en su visita real para presenciar esta fiesta.

Este día era celebrado hasta hace unos años en jueves y ahora en domingo. Se conmemora en todas las iglesias y, en especial, en las más de 50 poblaciones con procesiones en la Comunidad, y en sus distintas modalidades con altares, alegorías, alfombras o al estilo de Valencia, como sucede en Morella, Xátiva, Castellón, Gandía y Orihuela. La fiesta del Corpus de Valencia está declarada Bien de Interés Cultural.

El Papa Urbano IV tomó la decisión de instituir la fiesta del Corpus Christi en todo el mundo cristiano en razón a dos hechos milagrosos de los que tuvo conocimiento, el primero el milagro de Bolsena (Italia) y el segundo, el milagro de Luchente (Valencia). En ambos casos y a grandes rasgos el hecho milagroso consistió en que de la hostia consagrada brotó sangre, señal inequívoca de la presencia de Cristo en el pan de la consagración.

En Valencia era conocida como la “Festa Grossa”. Las primeras noticias del Corpus valenciano datan de 1326.

La primera procesión en Valencia se celebró el 4 de junio de 1355 auspiciada por el obispo Hugo de Fenollet. Hasta entonces las celebraciones del Corpus las realizaba cada parroquia de manera particular y en el ámbito de su demarcación. Hugo de Fenollet determinó la realización de una Procesión General el jueves de la fiesta. El día anterior (miércoles) se realizaba una “cridà” invitando a los ciudadanos a participar en la misma. En 1348 había tenido lugar en Valencia el conocido como “Miracle dels Peixets”, en el cual unas hostias consagradas que habían caído a las aguas del Barranco del Carraixet, fueron salvadas y devueltas al sacerdote al que se la habían caído, por unos peces que las llevaban en su boca. El conocimiento de este hecho milagroso por parte del obispo Hugo de Fenollet, llevó a este a instaurar una procesión general en Valencia en honor al Santísimo Sacramento.

Era tal la fama que tenía la fiesta del Corpus en Valencia que incluso los reyes se acercaban a la ciudad para presenciarla. Cuando la visita de estos no coincidía con los periodos litúrgicos, se hacían procesiones especiales para agasajar a los reyes.

Es a partir de 1516 cuando se empezó a celebrar una cabalgata con la participación de un clérigo que montado a caballo invitaba a los fieles a participar en la fiesta, es el “Capellà de les Roques” y a la cabalgata se le empezó a denominar Cabalgata del Convite y como hemos dicho se realizaba el miércoles al mediodía, un día antes de la fiesta. En 1667 la Cabalgata del Convite comienza a realizarse el mismo día de la fiesta, celebrándose esta por la mañana mientras que la Procesión General se realizaba por la tarde ya desde 1506.

En las imágenes vemos una fotografía de la fiesta del año 1909; el capellà de les roques; arrastre de les roques; danza de la moma y una instantánea de la procesión vespertina.

Jesús Moya Casado

Jesús Moya Casado es apreciado autor y colaborador de la web cultural del pueblo de Chert y con sus interesantes artículos epistolares presentes en la red de Internet, ayuda a engrandecer las olvidadas tierras del Maestrazgo, sus gentes y sus costumbres, acreditando con su contribución, el aprecio que siente por nuestro pueblo y permitiendo deleitarse con la gratificante lectura de sus escritos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *