Un incendio calcina la fachada de una iglesia en Valencia

La quema de dos contenedores afecta al lateral del templo de Santa Mónica en la calle Sagunto


El incendio de dos contenedores de papel y cartón y de plástico, afectaron en la madrugada de ayer a la fachada lateral de la iglesia de Santa Mónica, un edificio protegido situado en la plaza del mismo nombre y la calle Sagunto. Las llamas y el humo ennegrecieron la pared y saltaron la pintura en la parte inferior, además de destrozar parcialmente un vehículo estacionado.

La asociación Círculo por la Defensa del Patrimonio denunció los hechos, donde no se descarta que el siniestro fuera intencionado, para reclamar que los contenedores estén alejados de monumentos y edificios protegidos. “Ya conseguimos que los alejaran en las Atarazanas y en el Colegio del Patriarca, pero debe ser algo generalizado en todos estos lugares. En esta ocasión ha habido suerte, pero es algo que puede no volver a ocurrir”.

Las mismas fuentes citaron el reciente caso de las torres de Quart, aunque en esa ocasión se trató del siniestro intencionado de un colchón y los enseres de un indigente. “Los monumentos deben estar más protegidos”, insistieron. Esta semana se ha producido la primera reunión entre el Ayuntamiento y la Generalitat para plantear la colocación de cámaras de vigilancia en los lugares más visitados, como la Lonja y las torres de Serranos, para lo que el primer paso será contar con el apoyo de la Delegación del Gobierno.