«Un operativo más» para unos Mossos bajo lupa

Los Mossos d’Esquadra afrontan el homenaje a las víctimas de los atentados terroristas del año pasado en el centro de todas las miradas. El cuerpo policial sigue bajo lupa desde el año pasado, cuando se cuestionó públicamente su actuación durante el 17-A y la cooperación con las demás fuerzas de seguridad.

Apenas un mes y medio después, los Mossos volvieron a situarse en el ojo del huracán por su presunta pasividad durante la jornada del 1-O. De hecho, el ex Mayor del cuerpo, Josep Lluís Trapero, está siendo investigado por sedición y organización criminal. La Generalitat, por su parte, quiere rendirle homenaje por su trabajo durante el 17-A y por su condición de investigado, dos circunstancias que estos días el independentismo ha vinculado para politizar los actos.

Hoy, los Mossos estarán al frente de un dispositivo sensible por la presencia del Rey Felipe VI en Barcelona después de que el Govern rompiera relaciones con la Monarquía a finales de junio, un gesto que espoleó el boicot que sufre cualquier miembro de la Casa Real cada vez que pisa Cataluña.

«Es un operativo más para nosotros», aseguró ayer el consejero de Interior, Miquel Buch, máximo responsable político del cuerpo policial. «Teniendo en cuenta que tenemos una alerta terrorista de cuatro sobre cinco, se actuará igual que en otras ocasiones». «Cuando hay una aglomeración de gente importante , se prevé un dispositivo determinado, y éste es uno más», reiteró Buch, quien rehuyó dar más detalles sobre el operativo.

Esta vez, y a diferencia del año pasado, sí que está previsto que los agentes blinden la zona destinada a las autoridades en plaza Catalunya. También habrá un gran despliegue de agentes oficiales y de paisano para vigilar las inmediaciones de la zona, que se cortará al tráfico.

Fuente: La Razón

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *