Un pacto incumplido, clave de la "caza de brujas" en Compromís

Desenredar la madeja que envuelve la «caza de brujas» que Compromís ha puesto en marcha con la excusa de la Fundación Cical no es tarea fácil. Como ayer publicó LA RAZÓN, con el pretexto de que el promotor, el socialista José Manuel Orengo no es buen compañero de viaje, desde Compromís se exigió al diputado provincial de Valencia, Emili Altur que eligiera, o su puesto en la fundación o la Diputación. Altur ya comunicó que renunciaba al organismo de Orengo, pero advertía, «ha habido una caza de brujas».

La clave reside ahora en saber quién habría ocupado su lugar si no hubiese renunciado. Según ha podido saber este diario, el beneficiario sería el concejal por Paterna, Juanma Ramón, quien llegó a un pacto con Xavier Rius, actual diputado provincial, para que este le cediese el puesto a mitad de legislatura. Ambos pertenecen a Iniciativa.

Ahora que se acerca este momento, Rius no tiene intención de cumplir su promesa, así que lo más sencillo era quitar del medio a otro diputado para que Ramón ocupe escaño.

A Emili Altur, Bloc, tampoco se le tiene como afín de la secretaria general de su partido, Águeda Micó, ni con la vicepresidenta de la Diputación, Maria Josep Amigó.

Otros ganadores de esta batalla serían los pertenecientes a Iniciativa, donde tienen mucha importancia «los Mollà». La diputada Mireia Mollà expresó con claridad qué pensaba de esta fundación en un «tuit»: «En Elche tenemos otras cosas que hacer que destinar dinero a esta fundación. Podéis borrar la previsión. De nada».

Pero esta enrevesada estrategia todavía tiene dos actores más. Por una parte, el presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, quien ganaba una batalla a Orengo y por otra, su jefe de Gabinete, Ricard Gallego, que hubiese logrado que su hermana se anotase un buen tanto. Reis Gallego es la persona de confianza de Águeda Micó.

Las fuentes consultadas insisten en que la Fundación Cical fue bien recibida en Compromís hasta que se vio la oportunidad de atacar al diputado Emili Altur. De hecho, la cogerente de Divalterra de Compromís, Agustina Brines, suscribió un convenio con la FVMP para promover la fundación Cical en mayo de 2016.

Source: Comunitat Valenciana

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *