Una fiesta infantil para el aniversario del Patrimonio de la Humanidad

La Junta Central Fallera traslada su conmemoración a la Ciudad del Artista Fallero · La Tamborada de Alzira y la Rompida de la Hora de l’Alcora optan a ser aceptadas por la Unesco en 2018

La Junta Central Fallera organizará una fiesta infantil con motivo de la declaración de las Fallas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.
En un escueto comunicado, la JCF ha anunciado que se hará “una gran fiesta en la que los niños y niñas serán los protagonistas”. El espacio para ello será, nuevamente, la Ciudad del Artista Fallero, un espacio que se está potenciando en los últimos tiempos como lugar de reunión para la celebración de eventos. El último realizado fue la Trobada Juvenil, el pasado mes de septiembre.

La participación de los niños está fundamentada en el hecho de que uno de los factores que más tiene la Unesco a la hora de designar una manifestación como Patrimonio Inmaterial es, precisamente, la capacidad que tienen las sociedades para transmitir sus técnicas y valores de generación en generación. De hecho, una de las diez fotografías seleccionadas para el expediente era el de tres generaciones de falleras participando en la Ofrenda.

La fieta tendrá lugar el sábado 2 de diciembre, tres días después de cumplirse un año desde la designación, que tuvo lugar en Adis Abeba (Etiopía) el 30 de noviembre. Curiosamente, la Unesco eligió precisamente las Fallas como imagen principal para anunciar las fiestas incorporadas a la Lista Representativa.

La convención de 2017 tendrá lugar en Corea del Sur y un total de 36 manifestaciones culturales optan a ser incorporadas en la Lista Representativa de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Este año no hay ninguna de España.

Por contra, la Comunitat Valenciana volverá a tener protagonismo en los expedientes de dentro de doce meses, en el que sí que figura la candidatura de las Tamboradas, una manifestación compartida por Aragón, Murcia, Castilla-La Mancha, Andalucía y la Comunitat. En este caso, la Tamborada de Alzira y la Rompida de la Hora de L’Alcora.