Valencia tendrá tres zonas verdes para aparcar y prohíbe el patín en las aceras

El borrador de la nueva ordenanza de Movilidad de la ciudad de Valencia incluye la creación de tres zonas verdes de aparcamiento en los barrios de Ciutat Vella, Russafa y Benimaclet destinados a los residentes, así como la regularización del uso de los patinetes (eléctricos o no) en la vía pública. Así lo anunció ayer el concejal del ramo, Giuseppe Grezzi, quien además adelantó que se establece la posibilidad de crear áreas de prioridad residencial (APR) con la finalidad de disminuir la intensidad de tráfico en zonas históricas, residenciales o sensibles por cualquier otro motivo y la regulación de 30 km/h en vías de un solo carril por sentido.

La futura ordenanza, que aún tendrá que pasar por varios trámites administrativos y legislativos a fin de que se apruebe y entre en vigor a finales del mes de enero, introduce, por primera vez, los vehículos de movilidad personal y patinetes, prohibidos hasta ahora, y establece que los eléctricos deben circular por los carriles bici y por calles señaladas como ciclocalles, zonas residenciales y con un límite de velocidad máxima a 30 km/h y nunca por las aceras (excepto los menores, siempre acompañados por un adulto y a una velocidad reducida).

En concreto, aquellos patinetes de potencia hasta 20 km/h, 25 kilos y con capacidad para una persona (catalogados tipo A), podrán circular por calles peatonales a 10 km/h (siempre guardando una distancia mínima de un metro con los peatones), a 15 km/h por carriles bici sobre la acera y a 20 Km/h por carriles bici en la calzada.

En cuanto a los catalogados como B (aquellos que pueden alcanzar una velocidad de hasta 30 km/hora), las normas serán las mismas, excepto que estos no podrán circular por zonas peatonales.

No habrá obligación de llevar casco en los eléctricos, aunque sí luces y timbre, además de que se sugiere que lleven elementos reflectantes visibles.

Bicis en doble sentido

De igual modo, se introduce la posibilidad de que la bicicleta pueda circular en ambos sentidos por calles residenciales, zonas de 30 y zonas de coexistencia de usuarios, además de regular por primera vez la ciclologística y establecer mecanismos para controlar grandes grupos de turistas en bici.

Motos fuera del carril bus

En cuanto al transporte colectivo, se libera el carril EMT-Taxi, por lo que las motocicletas ya no podrán circular por él. Una decisión que el concejal del grupo municipal popular del Ayuntamiento Alberto Mendoza calificó de «error» porque «se reduce la seguridad de los motoristas».

Respecto a las zonas de carga y descarga se amplía su uso a 30 minutos y podrán ser usadas por pequeños comerciantes y se aumenta el tonelaje de 9 a 12 de los camiones que pueden circular por el día sin autorización.

Fuente;: La Razón

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *