10-N: VOX acerca al PP a conseguir la mayoría absoluta en el Senado

La posibilidad de vuelco en el mapa político del Senado es viable. La decisión de VOX de presentar un único candidato a senador en todas las circunscripciones en lugar de tres acercará a Pablo Casado a la mayoría absoluta de la Cámara Alta el próximo 10-N.

Vox se presentará en el Senado con un único candidato por provincia

En las elecciones, el PP podría recuperar su peso en el Senado después de que el pasado 28-A Pedro Sánchez lograra el control del Hemiciclo. La estrategia que presenta ahora el partido de Santiago Abascal supone un balón de oxígeno para los populares que podrían recoger buena parte de los 5.934.639 millones de votos que obtuvo Vox con sus papeletas salmón. El «gesto» de Vox aumenta las posibilidades de que el PP sume más votos y obtenga más senadores, que logró 13.628.060 millones de votos y 56 senadores de forma directa el 28-A.

Según la encuesta de septiembre de NC REPORT para LA RAZÓN, el PP obtendría hasta 103 senadores en las urnas de los 208 que se eligen por designación directa, mientras que Vox y Ciudadanos se quedarían sin representación. El PSOE retrocedería hasta los 78 senadores por voto directo –43 menos que los obtenidos el 28-A–mientras Navarra Suma obtendría tres. De esta manera, una vez se produzca la apertura de las Cortes Generales, el PP sumaría a sus 103 senadores y los 3 de la coalición navarra, otros 23 por designación autonómica, es decir 14 del PP, ocho del partido de Rivera y uno que aportaría Santiago Abascal. Un total de 129 escaños que dejaría a Casado a cuatro escaños de la mayoría absoluta en la Cámara Alta, que se sitúa en 133 escaños.

Con estos datos el PP tendría la llave en el Senado y el PSOE necesitaría del PP para pactar las grandes decisiones, pues con el resto de formaciones políticas de izquierda y nacionalistas no lograría la mayoría.

A pesar de que tanto Ciudadanos como Vox si hubiesen concurrido bajo el paraguas «España Suma» en el Senado habrían tenido en su mano–según la misma encuesta– la posibilidad de forzar la aplicación del artículo 155 en Cataluña al haber sumado 121 senadores de forma directa, ahora al PP se le abre de nuevo la puerta a plantear con fuerza este debate. Y viceversa. El PSOE, con estos resultados

necesitaría del apoyo del PP si quisieran hacer uso de esta herramienta constitucional ante el conflicto soberanista, con la vista puesta en la sentencia del procés.

El hecho de que Vox haya cedido en beneficio del centro derecha podría contar con mejores resultados si también sumara el beneplácito de Ciudadanos –partido que seguiría disponiendo de senadores por designación autonómica–. La circunstancia de que la derecha se presente fraccionada afecta a la división del elector de derecha, y arriesga el color de la mayoría de la Cámara Alta, según opina el experto en demoscopia Lorente Ferrer. Argumenta que la forma de obtención de senadores por designación directa sólo beneficia al PP y al PSOE, por lo que partidos como «Cs y Vox con su representación en el Senado restan más que suman al resultado final».

El caso de la traducción de votos a partidos en el Senado es más complejo que en el Congreso, pues salvo en las Islas Canarias y Baleares, Ceuta y Melilla, en la Cámara Alta los partidos solo pueden presentar tres aspirantes como máximo en su lista, lo que en la práctica suele suceder que los senadores electos resulten del partido más votado, mientras que el siguiente será la segunda fuerza política, por lo que el resto de fuerzas concurrentes se exponen a quedarse sin representación.

Vox obtuvo 24 diputados en el Congreso, sin embargo no obtuvo ningún senador en la Cámara Alta y su único representante fue Francisco José Alcaraz, elegido por el Parlamento andaluz por designación autonómica.

Fuente: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *