25 años del mayor atentado en Argentina contra la AMIA. Sin respuestas e impunidad

Con la consigna “85 vidas arrancadas. 25 años de impunidad”, la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) conmemoró ayer con un acto el aniversario número 25 de la explosión de la bomba que el 18 de julio de 1994 destruyó su sede y mató a 85 personas.

El presidente Mauricio Macri no asistió al acto, pero sí lo hicieron el jefe de Gabinete, Marcos Peña, los ministros Patricia Bullrich (Seguridad) y Germán Garavano (Justicia), y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj.

A las 9:53, hora exacta del ataque, sonó una sirena. Como todos los años, al comenzar el acto se leyeron los nombres de todas las personas que murieron en el atentado, se encendió una vela y se colocó una rosa en su memoria. Un vídeo antecedió el discurso del presidente de la AMIA, Ariel Eichbaum.

“Veinticinco años después de uno de los instantes más traumáticos en la historia de nuestro país, tenemos el corazón y el alma con el mismo dolor que nos dejó la bomba asesina”, sostuvo. “Veinticinco años después nos preguntamos cuál es el origen del odio que lleva a un grupo de personas a idear, planificar y ejecutar un atentado terrorista con el solo objetivo de destruir la vida de otros seres humanos, a quienes eligieron como blanco de sus ideas fundamentalistas”, agregó.

“Cómo es posible que veinticinco años más tarde no haya un solo responsable preso cumpliendo condena por este delito de lesa humanidad”, sintetizó Eichbaum. Además, el presidente de la AMIA se refirió a la cooperación internacional.

“Necesitamos que toda la comunidad internacional entienda que estas personas son buscadas por la Justicia argentina, para que rindan cuentas”, sostuvo.

“Sin el apoyo de todos y cada uno de los países, se seguirán burlando de nosotros y seguirán impidiendo que tengamos Justicia”, agregó.

Asimismo, el titular de la AMIA habló del fallecido fiscal Alberto Nisman, a cargo de la Unidad Fiscal AMIA hasta que murió en enero de 2015. “Lamentablemente sabemos muy poco, pero sí sabemos que Alberto Nisman fue asesinado, y fue asesinado por ser el fiscal de la causa AMIA”, planteó.

En la víspera y a pesar del rechazo de la comunidad árabe argentina, el gobierno nacional oficializó el decreto que le permite incluir al movimiento islámico y también partido político libanés Hezbollah –grupo financiado por Irán- entre las organizaciones extremistas comprendidas en un denominado Registro Público de Personas o Entidades Vinculadas a Actos de Terrorismo además de ampliar las indemnizaciones a las víctimas.

Supuestamente el atentado abría sido perpetrado por este grupo terrorista como venganza a la decisión en 1991 del ex presidente Carlos Menem —ascendencia árabe y religión musulmana—, sin autorización del Congreso Nacional, de ordenar la participación de Argentina en la Guerra del Golfo, enviando dos fragatas a combatir contra Irak bajo las órdenes de Estados Unidos.

Fuente: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *