Amanda Knox vuelve a Italia para criticar a los medios

Amanda Knox vuelve a Italia, donde pasó cuatro años en prisión hasta ser absuelta en 2011 por el asesinato de su compañera de piso británica, Meredith Kercher. Knox es sin duda la protagonista del suceso más misterioso dentro del mundo universitario y un gran interrogante incluso casi doce años después de la trágica muerte de la joven británica en la ciudad italiana de Perugia.

La estadounidense aterrizó el jueves por la tarde en el aeropuerto de la ciudad de Módena para su asistencia a la conferencia “El proceso mediático frente al error judicial”. En dicho acto, “Foxy Knoxy” (apodo muy utilizado por la prensa británica para referirse a la joven) declaró que había estado considerando el suicidio durante su estancia en la cárcel y culpó directamente a los medios de comunicación por la forma en la que trataron el caso. Lo cierto es que Knox fue portada en prácticamente toda la Prensa internacional (no solo italiana, británica y estadounidense).

“Para el mundo, yo no era inocente hasta que se demostrará lo contrario. Era una prostituta astuta, psicópata, sucia y drogata que era culpable hasta que se demostrara lo contrario”, confesó entre lágrimas Knox durante su comparecencia en Italia. “Los fiscales y los medios de comunicación crearon una historia y una versión mía que se adaptaba a esa historia, en la que la gente podía adjuntar todas sus fantasías, temores y juicios morales. La sucia y psicópata devoradora de hombres Foxy Knoxy”.

La estadounidense añadió que “mucha gente piensa que estoy loca por venir aquí”. “Temo que hoy, temo ser acosada, atrapada, y temo que se hagan nuevas acusaciones solo porque he venido aquí para dar mi versión de los hechos”. De hecho, Knox fue muy criticada, una vez más. Por su parte, el abogado de la familia Kercher declaró que su regreso a Italia fue una autopromoción “inapropiada”, a lo que Knox respondió dejando claro que Kercher era su amiga y que su única intención era llamar la atención sobre los errores judiciales y los riesgos de unos medios de comunicación irresponsable.

El caso de Kercher se remonta al año 2007, a la ciudad italiana de Perugia, donde la estudiante de Erasmus fue hallada muerta en noviembre con una cuchillada en el cuello en la casa que compartía con Knox. El suceso -a día de hoy sin resolver- pasó a ser un escándalo internacional debido a la crueldad del crimen, así como por la atmósfera de drogas y juegos sexuales que lo rodeaban, según las autoridades italianas.

Fuente: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *