Aumenta la tensión en el golfo de Omán: EE UU envía un destructor tras el ataque a dos petroleros

El secretario de Estados de Estados Unidos, Mike Pompeo, ha asegurado hoy en su cuenta de Twitter que el Gobierno de Donald Trump considera a Irán responsable de los ataques de hoy en el Golfo de Omán. “Estos ataques son una amenaza para la paz y la seguridad internacionales, un asalto flagrante a la libertad de navegación y una escalada inaceptable de la tensión por parte de Irán”.

Esta misma tarde, Estados Unidos ha enviado un destructor para prestar ayuda a los dos cargueros, uno de ellos un buque cisterna al servicio de un armador japonés, que resultaron atacados hoy en aguas del golfo de Omán, informó el Pentágono.

“Somos conscientes de las informaciones sobre un ataque contra cargueros en el golfo de Omán. La Armada de EE U. recibió dos llamadas de socorro a las 6.12 hora local de Bahrein (3.12 GMT) y a las 7.00 hora local (4.00 GMT). El USS Bainbridge, un destructor de la clase Arleigh Burke con misiles guiados, acudió en su auxilio”, explicó la Armada en un breve comunicado.

Una de las embarcaciones es un buque cisterna de bandera panameña operado por la empresa japonesa Kokuka Sangyo que se dirigía a Tailandia y después a Singapur. Se trata de un barco de 170 metros de eslora y 19.000 toneladas.

Directivos de la firma Kokuka dijeron que la embarcación que estaba a su servicio, que cargaba 25.000 toneladas de metanol, recibió un primer impacto a babor y los tripulantes intentaron apagar un fuego que se había declarado en la sala de máquinas.

Al recibir otro impacto, también a babor, el capitán dio orden de abandonar el buque.

Los 21 tripulantes son de nacionalidad filipina y se desconoce si han sufrido lesiones, según la compañía nipona. Fueron rescatados por otra embarcación que se encontraba en aguas cercanas.

La otra embarcación es el “Front Altair”, con bandera de las Islas Marshall y operado por la naviera noruega Frontline para la petrolera taiwanesa CPC. El diario especializado en temas navieros “Tradewinds” ha contado que el “Front Altair” ha sido alcanzado por un torpedo cuando navegaba frente a las costas del emirato de Fujairá. La petrolera taiwanesa ha confirmado esta versión. Un portavoz de Frontline ha indicado al diario noruego ‘VG’ que el “Front Altair”, que llevaba 75.000 toneladas de nafta, se ha incendiado. Sus 23 tripulantes han sido evacuados a un barco cercano, ha dicho el portavoz. Posteriormente, la agencia iraní de noticias IRNA ha informado de que se habría hundido.

El incidente se produce en un momento de creciente tensión entre Irán y Estados Unidos, que ha llegado a acusar a Teherán de estar detrás de varias acciones similares contra buques que navegaban las aguas del estrecho de Ormuz.

La Casa Blanca, incluso, ha esgrimido estos ataques como una de las causas que justifican el aumento de la presencia militar estadounidense en la región y la venta de armamento a Arabia Saudí, una transacción que no cuenta con el respaldo del Congreso de EEUU.

El Pentágono no se ha pronunciado sobre los motivos del incidente, aunque no descarta que se haya tratado de un ataque.

“Por el momento, EE UU no ha descartado que los buques hayan impactado con una mina marina o que hayan sido atacados con un proyectil subacuático. Están intentando dar con la causa”, señaló un funcionario del Departamento de Defensa en declaraciones a la cadena CNN.

Efe

Fuente: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *