Boris Johnson confirma su candidatura para las primarias tories de este verano

La noticia no sorprendió a nadie, pero era noticia, al fin y al cabo, porque se trataba de la primera confirmación oficial por parte del protagonista: Boris Johnson se presentará como candidato a liderar el Partido Conservador cuando la premier Theresa May abandone el cargo. “Por supuesto, voy a ir a por ello”, recalcó el que fuera exministro de Exteriores, de 54 años, durante un encuentro con empresarios en Manchester (Inglaterra).

De todo el mundo es sabido las ansias de poder del excéntrico político. Lleva soñando con las llaves de Downing Street desde sus años universitarios, donde coincidió con David Cameron. Cuando éste último presentó su dimisión tras el triunfo del Brexit, Johnson ejecutó su primer intento. Aunque sus planes se frustraron con la inesperada puñalada por la espalda del que fuera su aliado, Michael Gove, quien podría presentarse también ahora de nuevo.

Aunque de manera no oficial, la campaña por las primarias en la formación tory lleva ya semanas gestándose. La cada día más debilitada primera ministra tiene gran presión por parte de sus filas para que abandone el Número 10. Ella, de momento, se resiste a abandonar su cargo y sigue determinada a cumplir con el Brexit.

En cualquier caso, en la reunión que mantuvo con el llamado Comité 1922 que agrupa a los conservadores sin cartera, May accedió a fijar una fecha un calendario para su dimisión el próximo mes, cuando presentará en la Cámara de los Comunes el proyecto de Ley de Retirada, el que podría ser su último intento para sacar adelante el divorcio.

Sus señorías ya han rechazado hasta en tres ocasiones el pacto de salida que cerró con Bruselas y, a día de hoy, todo apunta a que el cuarto intento no cuenta con garantías de éxito.

Graham Brady, responsable del Comité 1922, detalló que se reunirá con la primera ministra para fijar la fecha de unas primarias en el Partido Conservador una vez se haya celebrado la primera votación en el proceso de trámite del proyecto de Ley del Retirada, en la primera semana de junio. La reunión se llevará a cabo tanto si la Cámara de los Comunes vota en favor de la citada ley como si la tumba.

Si May dimite como líder de su formación, puede mantenerse al frente del Ejecutivo hasta que se celebraren esas primarias, cuyo ganador asumiría la jefatura de Gobierno.

Un portavoz de Downing Street, confirmó que el comunicado de Brady contaba con el visto bueno de la líder conservadora: “La primera ministra está concentrada en asegurar nuestra salida de la Unión Europea y estamos trabajando increíblemente duro para construir una mayoría estable para la ley del Brexit antes de presentarla ante el Parlamento”.

El Ejecutivo mantiene desde principios de abril conversaciones con la oposición laborista para tratar de obtener su respaldo a los términos de salida de la UE que May acordó con Bruselas. Los laboristas exigen la formación de una unión aduanera permanente con el bloque comunitario tras el divorcio, una propuesta a la que se opone el ala euroescéptica de los conservadores.

Fuente: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *