CALLE AVELLANAS

Empieza en la C/ Mar y termina en la C/ Palau.

                Esta antigua calle comprendió varios tramos con distintas denominaciones, posteriormente unificados todos bajo el nombre de C/ Avellanas aunque con este nombre ya figura en Aveinaments del año 1389

                Al tramo que va desde la C/ Palau al cruce con la C/ Milagro y C/ Cabilleros, la denominó el Padre Tosca en su Mapa de Valencia C/ ALMUNIA (1526), por tener en ella su residencia el Marqués de Almunia, linaje noble de la conquista y en relación a este apellido también se conoció como C/ MOSEN ALMUNIA (1488) y como C/ MOSEN BERNAT ALMUNIA (1499). En el número 22 de esta calle y en su confluencia con la C/ Palau y frente a la fachada lateral del Palacio Arzobispal estuvo la casa de los Almunia, que databa de 1455, año en que fue construida por Bernardo Almunia, Señor de Jaraco y Justicia Criminal de la Ciudad.

                También se conoció este tramo como C/ OBISPO (1406) por discurrir junto al Palacio Arzobispal y también como C/ SANTO TOMAS con cuyo nombre aparece mencionada en un Bando publicado en el año 1667 por estar inmediata a la Iglesia de Santo Tomás Apóstol. Estaba situada en la esquina a la C/ Cabilleros y fue erigida en parroquia tras la capitulación de Valencia en una de las mezquitas que se purificaron para erigir iglesias. La iglesia era de una sola nave con cinco capillas a cada lado. La puerta principal asomaba a la C/ Cabilleros y la lateral a esta de las Avellanas.               El 1 de enero de 1837 se trasladó el culto a la iglesia de la suprimida Casa de la Congregación del Oratorio de san Felipe Neri, actual parroquia de santo Tomás. La antigua iglesia sirvió de almacén hasta que fue derribada en 1862.

                A continuación y coincidiendo con un ensanchamiento de la calle estaba la P/ AVELLANAS conocida anteriormente como P/ MARRADES y también como P/ CONDES DE MANDAS (1638) y como P/ DUQUES DE MANDAS mencionada con este nombre en una Providencia del Mustaçaf del año 1658. También se conoció como P/ SALLENT por los señores de este lugar que tenían como apellido Marrades. Todas estas denominaciones tomadas de los distintos titulares de la casa de los Maza de Linaza, del linaje de Marrades. Cuando los titulares de la casa fueron los Condes de Mandas tomó este nombre en 1638. Cuando el Ducado de Mandas, elevado ya a tal rango, se incorporó al Condado de Albatera y éste a la casa de Dos Aguas, la plaza cambió de nombre tomando el de Avellanas como el resto del trazado.

                Al tramo que va desde el cruce con la C/ Milagro hasta la C/ Mar se denominó, desde el siglo XIV, C/ AVELLANAS y también fue conocida como C/ CAPSLLEVATS, mencionada con este nombre en una escritura del año 1537.

                Sanchis Guarner nos dice que en tiempos moros se conoció esta calle como C/ BANU DJAHHAF porque aquí residía la familia del famoso cadí ejecutado por el Cid. El cadí Ibn Djahhaf fue la cabeza de una conjura pro almorávide que destronó a Al Qadir y convirtió a Valencia en una república municipal oligárquica que pasó a ser gobernada por una aljama bajo la presidencia de Ibn Djahhaf. Cuando el Cid entró en Valencia, tras el largo sitio de 20 meses, que, como nos dice el mismo Sanchis Guarner, fue más largo y mucho más duro que otros más celebrados por la historia y la literatura, haciendo gala de una crueldad sin límites, torturó y asesinó, en mayo de 1095, al antiguo presidente Ibn Djahhaf.

                Esta C/ Avellanas, ya unificados sus distintos tramos bajo este rótulo, fue renombrada el 13 de octubre de 1922 como C/ PRIMADO REIG al serle dedicada a Enrique Reig Casanova (1859-1927). En junio de 1922 se había propuesto rotular con su nombre la actual C/ Caballeros pero tras el informe en contra del Cronista de la Ciudad se rotuló esta que nos ocupa. Al acto de descubrimiento de la lapida rotuladora, confeccionada por los alumnos de la Escuela Práctica de Cerámica de Manises, celebrado el 17 de junio de 1923 asistió el prelado. Posteriormente se rotuló con su nombre un tramo del antiguo Camino de Tránsitos.

El 4 de septiembre de 1940 volvió a recuperar su anterior rótulo de C/ Avellanas.

 

Fuente: CALLES Y PLAZAS DE VALENCIA
Autor:   Vicente Claramunt Palamós
[wp_ad_camp_1]