Casado asegura que Sánchez “dejó claro” que quiere volver a pactar con Torra y Junqueras: “Quien calla, otorga”

No le dejaron ir a Valdecilla, a visitar el Hospital virtual cántabro que constituye una historia de vanguardia y referencia en la práctica asistencial, docente e investigadora. De hecho, el acto sectorial -sobre sanidad- estaba previsto que se realizara allí, pero los socialistas no lo autorizaron poniéndoles “decenas de excusas”, según denunció la presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga. Y es que allí, en Valdecillas se conocieron los padres de Casado, su abuelo era médico de ese hospital y también estudió una de sus hermanas.

El líder del PP, Pablo Casado se refirió al debate a cinco de anoche donde, vio a Sánchez como el perdedor y criticó que dejara claro “que quiere volver a pactar con Torra y Junqueras” porque, tras preguntárselo cinco veces sin obtener respuesta “quien calla, otorga”. “Quiere volver a pactar con ellos y no descarta la abstención necesaria de Bildu y Otegi y eso es algo que le incapacitaría para seguir aspirando a la presidencia del gobierno”. Casado aseguró que Sánchez “perdió estrepitosamente el debate y que está dispuesto a llegar a terceras elecciones” y aseguró que “ahora mismo no hay nada más patriótico que echar a Sánchez de La Moncloa”.

Con las cifras del paro recién salidas en las que el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) alcanzó los 3.177.659 tras aumentar en octubre en 97.948 respecto al mes anterior, Casado indicó que Sánchez evitó que se llevara a cabo el debate hoy para así encubrir estas cifras. “El tiempo nos ha dado la razón, hemos conocido los peores datos de paro de los últimos 7 años y hemos conocido que hay 100.000 españoles más” sin empleo, lamentó. El líder de los populares se preguntó “cómo puede ser que el presidente del gobierno oculte la información, cómo podemos tener un gobierno tan insensible con la política de empleo?”. Y apuntó que “estamos otra vez en una crisis que niega el PSOE, otra vez mintiendo a los españoles”. Destacó que el empleo se traduce en la garantía de las “pensiones, es sanidad, vivienda, dependencia, futuro, oportunidades, porque sin empleo no hay quien pague nada”. Tiró de cifras y recordó las deudas que dejó el PSOE. “Si no hay empleo quiebran las oportunidades de los jóvenes que tuvieron que emigrar en masa “.

Casado confesó que está “muy preocupado” ante la situación económica y aseguró que “el PP no quiere llegar a una recesión dentro de cuatro años, quiere evitar la crisis el 10-N” y advirtió “o llegamos el 10-N con un plan de choque de mejora a la formación, al emprendimiento, atrayendo inversión nacional; o hacemos el paquete de medidas del PP o dentro de poco será tarde”. Casado afirmó que “el PSOE es el reparto equitativo de la miseria” y que mientras la izquierda está obsesionada con “acabar con los ricos, nosotros con acabar con la pobreza”. Para ello, reivindicó la experiencia de algunos de los candidatos que lleva en sus listas como es el caso de Ana Pastor, García Tejerina o Elvira Rodríguez que ya estuvieron en esas crisis. “Votemos garantía, equipos que ya han sabido gestionar. No juguemos con el voto. Es gratis pero puede salir muy caro. La única garantía para que los españoles no pierdan su empleo es que Sánchez lo pierda el 10-N. El PSOE ha demostrado que solo es la etapa de crisis y el PP tiene que llegar ya ahora que ha llegado la crisis”, afirmó. Asimismo, avisó de que “la política no es de barra de bar, se lo digo a todos, no solo al PSOE. No es simplemente cómo hay que poner patas arriba el sistema, es haber gestionado, navegado en tempestades” y puso en valor esa experiencia con que si él se “tuviera que embarcar un día como hoy con estas olas iría con una tripulación que haya navegado muchas olas”. Por tanto llamó a unir el voto y evitar la fragmentación de la derecha.

Fuente: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *