Casado llama a unir el voto como contrapeso de las alianzas del posible gobierno de Sánchez

Día uno de campaña. A los pies del puente de piedra de Zaragoza, sobre el río Ebro y con la basílica del Pilar de fondo, el líder del PP, Pablo Casado llamó a unir esfuerzos en las elecciones municipales, autonómicas y europeas como contrapeso de las posibles alianzas del gobierno de Pedro Sánchez y evitar así que el 26 de mayo reciban “otro espaldarazo” a un posible Gobierno con los votos de independentistas y Podemos. Para los populares estas elecciones son como una segunda vuelta de las generales y Casado espera que el votante de centro derecha repare en esta ocasión en el “perjuicio” que supone la división del voto.

El presidente del PP aseguró que el partido está “ilusionado y movilizado”, por encima de las siglas y apeló a la responsabilidad. “Cuando vayan a votar piensen si, además de reforzar a Sánchez, si quieren más listas de espera, que no haya libertad de elección de médico o de centro educativo o que no podrán ver en Aragón como se rebaja el tramo autonómico del IRFP”, y apeló a esa responsabilidad “sin crispar”.

Presentó a Jorge Azcón, candidato a la alcaldía de Zaragoza y a Luis María Beamonte, candidato a la presidencia de Aragón y recordó que el PP ganó hace cuatro años ambas elecciones aunque sin mayoría suficiente para gobernar. Tomó el simil del Río Ebro, un río del que dijo que “para algunos divide esa España de nacionalismos del resto” y aseguró que “nadie” levantará fronteras en el Ebro y que en los comicios europeos defenderán “que España es una gran nación”. Asimismo, se apoyó en ese simil para recordar que en el partido “remamos en la misma dirección”.

Casado destacó Aragón como una tierra que “sabe de leyes” y reivindicó “la Contitución que es nuestra ley de leyes” para que nadie vaya contra la legalidad “que es lo que se pretende hacer en Cataluña” y apuntó a Sánchez como el presidente que “lo ha tolerado y lo seguirá tolerando después de una victoria escasa”, aunque haya sido el que más escaños sacó. Por ello, pidió a Sánchez que “deje de hacer gestos” con los independentistas y se preguntó si son de mejor condición que los palentinos o zaragozanos.

Ante la ambigüedad de Cs que no se ha pronunciado ante posibles pactos o apoyos de gobierno con aquellos socialistas “disidentes” de las políticas de Sánchez subrayó que “todos los socialistas avalan la hoja de ruta” de Sánchez con los independentistas y apuntó a los de Albert Rivera a que sean claros y digan si lo apoyarán. “Que digan sí o no”. En ese acercamiento de Sánchez a los independentistas apuntó a los primeros gestos en el que el PSOE ha propuesto para presidente del Senado a Miquel Iceta de quien recordó cómo se ha manifestado públicamente en favor de los indultos.

Casado cargó contra Cs y Vox de quien dijo que “lo que querían era celebrar la victoria de Sánchez” y consideró que “no les importaba ser alternativa de Sánchez” sino que prefirieron una especie de competición con el centro derecha. Asimismo, subrayó que el 1+1+1 del Senado “es Iceta” y reprochó que Cs y Vox no quisieran analizar ni aunar esfuerzos en candidaturas conjuntas entonces para el Senado.

Apuesta Europa

Sobre las elecciones europeas criticó a la formación de Santiago Abascal de la que “no sabemos cuál será su alianza política”, y apuntó que son “eurófobos”. Pidió que se lo expliquen a los agricultores de la PAC. “Una cosa es ir a los toros y subirse a un tractor y otra renunciar a las ayudas de la PAC”, dijo.

Sobre Ciudadanos los llamó los “modernos”, los que “no saben que es un pueblo, porque querían cerrar diputaciones”. También criticó a los socialistas que votaron incluso en la eurcámara contra el comisario europeo español y a los de Podemos “los amigos de Tzipras”.

En su apuesta en la candidatura Europea Casado presentó un decálogo donde apostó por una España líder en Europa fuerte. “Queremos más España en Europa y más Europa en España”. Asimismo, el PP asegura que influirá para mantener “nuestra posición de país recepctor neto de fondos europeos”. Una PAC reforzada, manteniendo los 47.500 millones de euros del presupuesto actual. El PP quiere una inmigración legal y ordenada y reforzará el papel de Frontex para garantizar el control fronterizo. Además, impulsarán la reforma de la euroorden para que los delitos de sedición y rebelión sean reconocidos en toda Europa. En materia de política contra el terrorismo yihadista incentivarán la colaboración policial y judicial y los mecanismos de intercambio de información y promoverán la Carta Europea de las Víctimas del Terrorismo para una especial protección. El PP quiere una Europa más competitiva, reforzar el Erasmus y defenderán los intereses de España en la negociación del Brexit.

Fuente: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *