Cotino aporta un informe que sostiene el carácter privado de la Fundación del Papa

El ex presidente de Les Corts, Juan Cotino, prestó ayer declaración en calidad de imputado en la causa que investiga las contrataciones de la Fundación V Encuentro para preparar la visita del Papa Benedicto a Valencia en el año 2006.

Cotino aportó un documento, considerado informe pericial, realizado por el abogado del Estado en situación de excedencia Javier Gómez Ferrer Senent, en el que asegura que la Fundación V Encuentro tenía carácter privado, y no formaba parte del entramado de fundaciones públicas dependientes de la Generalitat. Y que dado el carácter privado de la misma, no estaba sometida al régimen de contratos de las administraciones públicas.

Cotino abrió ayer la ronda de declaraciones de los ocho investigados en esta causa en la que se investiga supuestos delitos de prevaricación administrativa, malversación y fraude a la Administración, presuntamente cometidos al no respetar las normas generales de contratación sin concurso ni concurrencia pública.

El informe aportado por Cotino indica que la finalidad de la Fundación V Encuentro Mundial de las Familias no puede por sí misma determinar su carácter público, porque de lo contrario «todas las fundaciones constituidas en España serían de carácter público». Por lo que respecta a su financiación, el autor del informe señala que tanto la UDEF como el perito judicial confunden «dotación fundacional» con financiación.

Cotino, según fuentes de toda solvencia, explicó en el juzgado que él participó en la organización como voluntario y que aportó su experiencia en materia de seguridad al haber sido durante mucho tiempo concejal de Policía. Pero que nunca decidió contrataciones porque no tenía tal capacidad ejecutiva.

Por su parte, Henar Molinero, secretaria de la Fundación V Encuentro, que también declaró ayer, hizo hincapié en que las contrataciones las decidía el arzobispo directamente. También explicó que «nunca vi a Camps en las reuniones del comité organizador». Respecto al carácter público o privado de la Fundación, la que fue su secretaria dijo desconocerlo.

Fuente;: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *