Daesh manipula a sus combatientes: el terrorismo es adoración a Dios

“La jihad es un acto de adoración a Dios”. Daesh, según las últimos datos que se conocen sobre su actividad y las publicaciones que edita, tiene un problema interno para convencer a sus “combatientes” que la actividad terrorista que desarrollan es consecuencia de una especie de mandato divino.

En el número 190 de “Al Naba”, la revista dedicada a sus militantes, publica un editorial, con una fotografía “contemplativa, en la que los cabecillas trasmiten: “el mujahid (combatiente) encuentra a Dios y, de una manera activa, entusiasta y exigente, debe testificar el amor por Dios”

“Debe estar atento. Su fe llega hasta él, gracias a Dios (…) Ayuno, caridad, recuerdo y obediencia (…) Actos de corazón del amor de Dios, confianza y temor del Todopoderoso”.

“La jihad, aseguran, es un acto de adoración a Dios frente al Diablo, que tiende a tentarle y del que debe alejarse”.

Por supuesto, les aseguran que tendrán éxito.

Alá les es glorificado por la causa de la jihad (…) nuestro Señor es grande y nos guía. Sus siervos serán tanto como sus obras”.

Esta estrategia va unida, tal y como ha publicado LA RAZÓN, a la de la adhesión inquebrantable al califa Abu Bark Bagdhadi.

Fuente: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *