Dos bomberos de Venezuela podrían ser condenados a 20 años de cárcel por comparar a Maduro con un burro

Un juez ha imputado este domingo a dos bomberos venezolanos por «incitación al odio» después de que estos grabaran un vídeo en el que comparan al presidente del país, Nicolás Maduro, con un burro.

Ricardo Prieto, de 41 años, y Carlos Varón, de 45, fueron detenidos el miércoles en un parque de bomberos mientras estaban de guardia en el estado de Mérida, según ha indicado el Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad de Los Andes, que sigue el caso. Ambos podrían enfrentarse a una pena de hasta 20 años de prisión si son hallados culpables.

Los dos han comparecido este domingo ante el juez Carlos Márquez, que ha determinado una medida privativa de libertad y ha ordenado que fueran juzgados por violar una ley contra los delitos de odio, la cual fue aprobada el año pasado.

«Los bomberos han sido imputados por incitación al odio agravado, por ser agravado, puede suponer hasta 20 años de cárcel», ha señalado Iván Toro, un abogado. Algunos críticos del Gobierno, que culpan al mandatario del desplome de la economía de Venezuela, hace tiempo apodaron al líder como «Maburro».

El vídeo muestra a una persona guiando a un burro a través del parque de bomberos mientras un narrador le habla al animal como si estuviera dando indicaciones al presidente en el marco de una visita oficial como las que realiza Maduro a escuelas, hospitales y bases militares.

«Buenas tardes compañeros, como podrán ver estamos recibiendo la visita del presidente Maduro (…) Él mismo está haciendo recorrido de inspección», se escucha a un hombre que graba el vídeo mientras un burro blanco camina lentamente a través de una austera y poco iluminada estación de bomberos.

Mientras el burro mastica hierba, el narrador dice que «él mismo está verificando como está la grama, si está en buen estado o no». «Eso es lo único que tenemos bueno aquí en la estación (…) Pásalo por el baño, para que vea la condición del baño (…) A la cocina», continúa el narrador, aludiendo al deterioro de Venezuela, que ha entrado en su quinto año de recesión.

Fuente: La Razón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *