El agitador Rufián cobra 7.500 euros al mes del Congreso

El diputado de ERC Gabriel Rufián recibe cada mes un sueldo superior a los 7.000 euros por acudir al Congreso de los Diputados para representar el papel de «hooligan» del independentismo, ya sea en comisión o en las sesiones plenarias. Una sobreactuación que, en algunos casos, como se hizo manifiesto el pasado miércoles, incomoda a su jefe de filas, el veterano Joan Tardá.

Según el régimen económico que rige para todos los diputados, Rufián recibe como cualquiera de sus señorías de a pie un total de 2.891,42 euros al mes como sueldo base. A esta cantidad hay que sumarle el plus que se embolsa por su condición de portavoz adjunto, que suma 1.789,38 euros de gastos de representación y otros 951,94 euros en concepto de gastos de libre disposición como portavoz adjunto. Además, hay que añadir la indemnización por ser de una circunscripción distinta de Madrid, 1.874,34 euros. Y a él, la sede de la soberanía nacional, con la que no se siente representado, le cubre también, como a todos los demás diputados, los gastos de transporte en avión, tren, automóvil o barco, el aparcamiento, gastos de viajes oficiales… Y tiene a su disposición, además, su despacho, y asistentes para su grupo parlamentario.

Que conste, Rufián no ha renunciado a ninguno de estos beneficios, y la regulación actual tampoco establece un mínimo de condiciones para que a él o a cualquier otro diputado se le respeten. En el caso del diputado republicano, su función en el Congreso como queda constatado cada semana es montar el espectáculo, crispar, ganarse el titular por el numerito que representa y, sobre todo, utilizar todas estas actuaciones para denigrar la institución en sí misma, como coinciden en señalar diputados tanto del PP, de Ciudadanos como del propio PSOE. A pesar de que en la bronca del pasado miércoles en la sesión de control al Gobierno, la posición oficial de éste fuese primar la equidistancia y evitar el choque con ERC, aun a costa de dejar solo al ministro Josep Borrell, porque en un momento ya preelectoral en Moncloa no es que piensen en unos Presupuestos de 2019 que dan por muertos, sino en la posible necesidad que pueden tener de los votos independentistas después de las próximas elecciones generales para conseguir que Pedro Sánchez vuelva a ser investido presidente del Gobierno.

La exageración de Rufián en su perseverancia en la bronca llegó el miércoles a su clímax y ha hecho que ayer en los corrillos parlamentarios se escuchase la misma queja sobre el sinsentido de su presencia en la Cámara Baja. «Defender el independentismo por las vías legales es plenamente democrático. Pero aquí ya no hay una política de defensa desde las instituciones del Estado de la vía independentista sino de desprestigio y deestrucción de las instituciones», alertaba ayer un veterano diputado de la bancada socialista.

En el Partido Popular son igual de críticos, y lo mismo sucede con Ciudadanos. Hay hartazgo de los números de Rufián en la Cámara Baja, que vienen de lejos.

El desglose del sueldo

Sueldo de diputado: 2.891,42 euros

Complemento portavoz adjunto: 1.789,38 euros

Libre disposición: 951,94 euros

Indemnización fuera de Madrid: 1.874,34

Ayudas, taxis y desplazamientos

Total: 7.507,08 euros

Fuente: La Razón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *