El Ayuntamiento de Valencia cambiará la secuencia de semáforos en el centro para bajar la velocidad

El concejal anuncia en Zaragoza nuevas medidas para facilitar la circulación de bicicletas y evitar el tráfico oportunista de coches

El Ayuntamiento de Valencia retocará la onda verde de los semáforos del centro para reducir la velocidad a la que circulan los coches por la ronda anterior, junto al anillo ciclista. Así lo anunció el concejal de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento, Giuseppe Grezzi, la pasada semana en Zaragoza.

El edil aseguró que el anillo es sólo «el primer paso» en una política estructurada para reducir el tráfico y complicar el tránsito en el centro de la ciudad. «Los siguientes serán actuar en la segregación del carril bus, con separadores físicos, para impulsar la mejora de la velocidad comercial, la regularidad y la frecuencia», comentó el concejal en una entrevista que ha publicado el portal Cicloesfera. Dentro de esas medidas se cuentan «controlar la velocidad de los coches a través de la sincronización de semáforos» y otras para evitar «las travesías rápidas por toda la ronda». La peatonalización de la plaza de la Reina, uno de los proyectos más importantes de la concejalía de Grezzi, reducirá sustancialmente el tráfico por el tramo de San Vicente entre la Paz y la plaza del Ayuntamiento, lo que a su vez permitirá disminuir la cantidad de coches que cruzan por Paz, San Vicente, la plaza del Ayuntamiento y Marqués de Sotelo para llegar hasta la calle Xàtiva.

En la misma entrevista Grezzi se muestra abierto a estudiar beneficios fiscales o ayudas a quienes utilicen la bicicleta como se hace en otros países, pero asegura que crear este tipo de ayudas no es sencillo «ni desde el punto legal ni desde el presupuestario». Grezzi aprovecha para poner en valor el trabajo en la EMT con la creación de bonos sociales a precio reducido.

[wp_ad_camp_1]

Cabe recordar que el Consistorio ya retocó a finales del pasado año la onda verde (la frecuencia con la que los semáforos pasan de verde a rojo) en varias de las calles más importantes de la ciudad. Empezó a hacerlo durante el día después de varios meses de pruebas durante la noche. Estos cambios comenzaron en verano de 2016, que afectó en una primera fase al horario nocturno y calles de gran intensidad de tráfico. El propósito fue alterar las secuencias en verde para los conductores e intercalar algunos discos en rojo, para reducir así la velocidad en dichas calles. Las grandes vías, la avenida de Aragón, los semáforos del puente de las Flores en el cruce con la Alameda o la calle General Gil Dolz fueron algunas de las calles afectadas por esta medida de Giuseppe Grezzi que se comentó en las reuniones de la Mesa de la Movilidad. Sin embargo, la ronda interior es una de las más transitadas de la ciudad. Calles como Colón, Xàtiva, Guillem de Castro, Conde Trénor o Blanquerías registran cada vez más atascos, provocados por la reducción de carriles para instalar el anillo ciclista. El Consistorio también ha llevado a cabo medidas para evitar el tráfico oportunista que cruzaba la zona del Mercado Central, como peatonalizar parte de María Cristina.