El diálogo sobre Venezuela avanza en Barbados pese a los ataques del chavismo

La última ronda de negociaciones entre gobierno y oposición venezolanos terminaron este jueves en Barbados, auspiciada por Noruega. Ahora cada actor está en proceso de consultas y delineando estrategias para las siguientes jornadas cara a cara. Según informan fuentes conocedoras del proceso a LA RAZÓN los avances fueron pocos y muy lentos, pero aún hay optimismo.

La última reunión, el miércoles en la noche, versó sobre convocatoria de elecciones, qué cargos elegir, interés en nombrar un nuevo Consejo Nacional Electoral, la observación internacional, el levantamiento de sanciones y bloqueos económicos y la permanencia o no de Maduro en el poder hasta que haya comicios. «Se habla de todo», confirma una fuente, ratificando lo que públicamente ha dicho el líder chavista.

En ellas es mencionado insistentemente el «Informe Bachelet», que retrata al régimen como uno violador de derechos humanos. Así como fue permanente el punto de honor del chavismo: levantar las sanciones que ahogan la economía e incluso aquellas que pesan sobre individuos, aunque no se mencionaron nombres. Un asunto que no deja de ser llamativo pues el portal Cronica.uno refiere que un actor silente en las presiones del lado oficialista son sus testaferros y empresarios aliados que han quedado registrados en las listas negras de Estados Unidos y otros países.

Pero todavía estaba activa la mesa de negociaciones, con sus actores conversando, cuando Diosdado Cabello decía por televisión que «aquí no habrá elecciones presidenciales, el presidente es Nicolás Maduro». El segundo hombre fuerte del chavismo bramaba que «en Venezuela las próximas elecciones serán de la Asamblea Nacional», pues al gobernante «le quedan cinco años y medio» en el poder.

La declaración fue mostrada por la delegación opositora a sus adversarios. Y no hubo mayor reacción por parte de los delegados del chavismo. Apenas minutos más tarde, el ministro de comunicaciones Jorge Rodríguez –integrante de esa delegación– tuiteaba que culminaba el encuentro en Barbados y lo calificaba de «espacio para dirimir las controversias por vías constitucionales y pacíficas» y «exitoso intercambio».

¿Cabello busca dinamitar la mesa? ¿Cumple el rol de policía malo? No está claro. El diputado Eustoquio Contreras, disidente del chavismo y ahora parlamentario independiente pero conocedor del «monstruo por dentro», afirma que forma parte de «la narrativa que deben mantener mientras no haya acuerdo, aun teniendo en mente negociar, jugando duro para lograr mejores resultados para ellos. En todo caso, Diosdado no puede afirmar que no habrá elecciones». A partir de este jueves han iniciado jornadas de consulta. La delegación oficialista pudiera viajar a Caracas para ello, mientras que lo más probable es que los opositores se mantengan en Barbados atento a la convocatoria de Noruega para volver a sentarse en la mesa y seguir discutiendo, quizá la semana que viene.

Fuente: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *