El Gobierno aumentará las penas para los delitos sexuales y se incorporará una agravante específica de género

El Ministerio de Justicia ultima el anteproyecto de Ley sobre Delitos Sexuales, donde se contempla la agravación de los mismos, la supresión de la figura de abusos sexuales y la pena de multa, así como la vuelta del delito de violación. De este anteproyecto ha informado hoy la titular de Justicia, Dolores Delgado, a las representantes de las principales asociaciones de mujeres, a las que igualmente les transmitió los compromisos adquiridos por su Departamento en cumplimiento del Pacto de Estado contra la Violencia de género.

Así,en relación con el Anteproyecto Integral sobre Trata, la ministra Delgado destacó que el mismo tiene un enfoque más amplio que el mero “destino sexual” de quienes son víctimas de esa lacra y que a su Departamento le corresponde informar en lo que puede afectar al Código Penal o a la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Junto a ello, de especial trascendencia -sobre todo a raíz de las polémicas suscitadas con algunas sentencias, como la que afecta a “La manada”- está el informe que será la base del anteproyecto que presentará el Ministerio sobre Medidas contra la Libertad Sexual, que, según adelantó la ministra, se prevé que se pueda llevar al Consejo de Ministros en primera vuelta el pròximo mes de febrero.

Esto conllevará una reforma del del Código Código Penal sobre delitos sexuales, donde e hará hincapié en la gravedad de los mismos, los cuales, dijo, son “gravísimos”. Así, se establecerán dos figuras, que son la agresión sexual y la violación y desaparecerá el término de abuso sexual, que, de alguna manera “banalizaba o rebajaba la percepción que se tiene de estos delitos y de su gravedad”. Así, añadió la titular de Justicia, “cualquier acción de carácter o contenido sexual contra una mujer sin su consentimiento da lugar a una agresión sexual”, y, además, “retomamos el término de violación en el sentido que tenía anteriormente en el Código Penal”

De esta forma, se agravarán las penas para estos delitos; una agravación en la que, según señaló la ministra, se incorporan distintas circunstancias agravantes que entran en funcionamiento en el momento en que concurran, “tanto para agravar la agresión como para poder agravar también la propia violación”; e igualmente se establecerá una agravante específica de género. Será una agravación “racional” de esos delitos, ya que, aseguró la titular de Justicia, será “progresiva, en función de determinadas circunstancias agravantes de la acción”. Desaparecerá la pena de multa para estos hechos y la pena mínima quedará fijada entre 1 y 3 años de cárcel.

Por otro lado, el ministerio de Justicia destinará un total de 64 millones de euros el próximo año, si prosperan los Presupuestos Generales del Estado, para la lucha contra la violencia de género en todas sus facetas -prevención, formación de profesionales, etc-, lo que supone un incremento del 8,7 por ciento respecto al anterior -5,1 millones adicionales respecto a los presupuestos anteriores-.

Fuente: La Razón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *