El gurú de Sánchez en Moncloa coordinará la campaña del PSOE

El 1 de octubre no sólo es una fecha marcada en el calendario independentista, también lo es en el del PSOE. Hace dos años, Pedro Sánchez era descabalgado de la dirección socialista tras un dramático Comité Federal que sentó las bases de la leyenda que él mismo se ocupa de cultivar: «He pensado abandonar pero hoy miro atrás y pienso que los momentos de soledad y preocupación merecieron la lucha». Dos años después de presentar su dimisión, Sánchez es hoy el presidente del Gobierno y en Ferraz se preparan para encarar las sucesivas campañas con el mismo ánimo y estrategia que les permitió recuperar las riendas de la dirección federal.

El PSOE puso ayer en marcha su Comité Electoral de cara a los comicios municipales, autonómicos y europeos del próximo año. Un órgano que, como explicó en rueda de prensa su coordinador general y secretario de Organización, José Luis Ábalos, tendrá «el mayor protagonismo en la dirección de la acción política y organizativa del partido». En la reunión de la Ejecutiva socialista de ayer se aprobó el organigrama del Comité Electoral. Ábalos, coordinador general de la campaña, estará asistido por el director de gabinete de la Presidencia del Gobierno, Iván Redondo. El gurú del presidente, que no tiene carné del partido, avanza en su ámbito de influencia en la formación y pasará a diseñar la estrategia del PSOE en estos comicios. Unas citas electorales que servirán de termómetro para las generales.

Además, como vicecoordinadores figuran Santos Cerdán (organización) y Francisco Salazar (acción electoral). Forman parte asimismo del organigrama Susana Ros, como coordinadora de igualdad, Mª Luz Martínez Seijo, de institucional, y Maritcha Ruiz Mateos al frente de la coordinación de comunicación. En paralelo a este esquema operativo, Ábalos explicó que habrá «un Comité de estrategia electoral que coordinará Adriana Lastra», con tres coordinadores de cada una de las elecciones: Iratxe García (europeas), Patxi López (autonómicas) y Susana Sumelzo (municipales). La portavoz del Comité Electoral será la diputada Esther Peña, actuando como portavoz adjunto el diputado Felipe Sicilia. En cuanto a la elaboración del Programa electoral, estará coordinado por Cristina Narbona, con Odón Elorza como adjunto, y consta de tres áreas programáticas: Guillermo Fernández Vara (Autonómicas), Óscar Puente (Municipales) y Héctor Gómez (Europeas).

Susana Díaz no se decide a poner fecha en Andalucía

El filósofo Karl Popper recomendó en Sevilla a los políticos que acabaran “con la ridícula costumbre de pensar que se puede predecir el futuro”, pero su consejo cayó en saco roto. Andalucía está sumida en una suerte de semiparálisis adormecida a la espera de que la presidenta de la Junta, la socialista Susana Díaz, aclare de una vez la fecha de las próximas elecciones autonómicas por la que la oposición atruena. La líder del PSOE-A dejó pasar la jornada de ayer sin anunciar el anticipo y ninguna mención a los comicios se hacía en el orden del día del Consejo de Gobierno de hoy que se hizo público a la última hora de la tarde, con lo que, salvo que el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) recoja esta mañana de forma sorpresiva el Decreto de convocatoria y disolución del Parlamento, la fecha barajada del 25 de noviembre se cae del panel de apuestas, dado que no daría tiempo a que transcurrieran los 54 días de rigor antes de la cita con las urnas.

En cualquier caso, desde hace ya días, fuentes socialistas apuntan sus miras hacia diciembre, mes con dos domingos susceptibles de llamar a los andaluces a votar: el 2 y el 16 -el 9 cae en mitad del puente de la Constitución-. Las expectativas se mueven al ritmo de los cambios en la agenda de la presidenta, aunque hasta uno de sus consejeros, el titular andaluz de Economía, Hacienda y Administración Pública, Antonio Ramírez de Arellano, ha admitido ya en público que “cuanto antes se despeje la incertidumbre” de la convocatoria “mejor” para los actores económicos y para la ciudadanía en general. Mientras, desde el PSOE-A, el “número dos” de Díaz, Juan Cornejo, culpaba a los partidos de enfrente de generar esa tensión al llevar meses «hablando» de elecciones. Los mismos que su formación lleva alimentando la posibilidad, al no negarla de forma tajante.

Fuentes socialistas consultadas por LA RAZÓN aseveran “entender” la tardanza de Díaz en decidir ya que, en el “complejo y veloz” panorama político nacional es “muy difícil evaluar” si anticipar los comicios “es un riesgo más que una oportunidad” y de que, acierte con su decisión, “depende su futuro político”. Anotaron que a los “puntos calientes” impredecibles que existen como Cataluña o si el Gobierno de Pedro Sánchez logrará o no dar forma a unos Presupuestos para 2019 que aguanten la legislatura, hay que sumar que la presidenta de la Junta tiene que intentar presentir varios aspectos. Cuenta con encuestas para ayudarse, pero no sabe “cómo será la participación, por ejemplo” o la “movilidad del voto”. En relación a lo segundo, hay quien teme “un trasvase a Ciudadanos (Cs) mayor del conveniente”, superado ya por completo el miedo al “sorpaso” de Podemos. Por lo que respecta a la participación, fuentes del ala “sanchista” ya trasladaron a este periódico su convicción de que hacer coincidir las andaluzas con las generales provocaría una mayor movilización del electorado potencial del PSOE. iI bien, ésa es una de las pocas claves que ha despejado Díaz sobre las elecciones: serán cuando le interese a la comunidad.

Fuente: La Razón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *