El mal estado de la EMT deja 13 autobuses sin salir y crecen las esperas en las paradas

El comité de empresa de la compañía denuncia hasta 80 averías por turno y problemas en los vehículos por el calor

Comunidad Valenciana. Valencia. 26-07-2016. Nueva línea 99 de la EMT. Carolina Amor

Hasta 13 autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Valencia se quedaron ayer en cocheras por averías o falta de personal, según denunció ayer Iban Alcalá, presidente del comité de empresa de la entidad. El miércoles fueron 12. El órgano de los trabajadores denuncia el envejecimiento de la flota y la falta de mantenimiento de los autobuses.

Alcalá explicó que si bien en cada turno, mañana y tarde, salen unos 450 vehículos a la calle y la proporción podría parecer reducida, lo cierto es que la falta de un sólo autobús en una determinada línea puede provocar retrasos y aumento de la frecuencia, que es lo que se dio ayer. Alcalá alertó, además, de que con las nuevas frecuencias veraniegas y la afluencia de gente a las playas o zonas de ocio de la ciudad, la falta de un autobús en una línea provoca completos, esto es, viajes donde el autobús no puede admitir a más usuarios, por lo que las frecuencias y el tiempo de espera en las paradas crecen exponencialmente.

La situación ayer se complicó porque la dirección de la empresa suprimió nueve autobuses, mientras que uno no salió por indisposición del conductor y otros tres se quedaron sin relevo. En la línea 14, que une Horno de Alcedo y Pinedo con la plaza del Ayuntamiento, se retiraron dos coches, por lo que para mantener la frecuencia lo más cortas posibles hubo que trasladar un vehículo de la línea 35, que une el centro con la Ciudad de las Artes. Además hubo que retirar un coche de la línea 32 porque se «disparó» la temperatura del muro, según el presidente de la comité de empresa. «La flota está envejecida, faltan repuestos en los almacenes, el mantenimiento es deficiente…», lamentó Alcalá.

Una flota de más de 13 años de edad media es la culpable, según la EMT, de los retrasos en buena parte de las líneas. El Consistorio ha comprado nuevos autobuses para intentar reducir la edad media de la flota, pero los trabajadores temen que la falta de personal en los talleres provoque importantes retrasos este verano en las líneas reforzadas para el dispositivo estival, que incluye autobuses articulados para los trayectos que se acercan a las playas de la ciudad.

[wp_ad_camp_1]

Además, la EMT anunció ayer un proceso participativo que empleará mesas de debate para valorar la movilidad para distintos colectivos como muueres o personas con movilidad reducida.