El PPCV trabaja con el "sí" de Génova a celebrar un Congreso

Los tres presidentes provinciales del PP, Vicente Betoret (Valencia), Javier Moliner (Castellón) y José Císcar (Alicante) volverán a reunirse hoy con la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, para concretar la estrategia de «refundación» del partido. Trabajan con la total confianza de que la dirección nacional del partido no pondrá problemas a la celebración de un Congreso extraordinario.

Este cónclave, según afirman fuentes populares, debe servir para recuperar la credibilidad del partido. «Ahora es imposible colocar un solo mensaje». A los hechos que ya han trascendido de la «Operación Taula» se añade la impresión de que aún puede aumentar su dimensión, a la vez de la influencia negativa que tendrán los otros casos en proceso judicial y que afectan al PPCV.

La urgencia de la celebración de este congreso estaría por encima de la necesidad de respetar los tiempos marcados inicialmente por la dirección nacional que quiere esperar a que se aclare la situación en el Gobierno de España antes de celebrar el Congreso Nacional. Tras este y siempre de mayor a menor escala se celebrarán el resto.

En cualquier caso, desde el PPCV advierten de que el partido debe seguir el mismo camino en el ámbito nacional. «Algo ocurre cuando nadie se quiere sentar con nosotros a negociar».

En la refundación del PP, explican estas mismas fuentes, la apertura a las bases debe jugar un papel fundamental. Los militantes y sobre todo, los cargos intermedios deben encontrar una motivación para seguir trabajando por el partido.

Además, se debe iniciar un proceso para captar caras nuevas que no puedan relacionarse con los casos de corrupción que han marcado los últimos años de historia popular. En este sentido, el presidente del PP de Valencia, Vicente Betoret, ya anunció el pasado viernes que iba a iniciar una ronda de contactos con las direcciones comarcales para empezar a incorporar gente nueva a los puestos de responsabilidad. Betoret, que habló abiertamente de refundación, descartó aquel día que fuese necesario acometer un cambio de siglas y defendió que estas, a pesar de todo, son importantes.

Este es el mensaje que mejor casa con la opinión de la dirección nacional. El cambio de siglas no entra en sus planes a pesar de que fue una sugerencia realizada desde la cúpula del PPCV y que, después de la reunión mantenida el pasado miércoles en Madrid, pasó a un segundo plano.

«No se pasa ni una»

El presidente del PP, Mariano Rajoy, se mostró ayer más claro que nunca. «Esto se acabó y aquí ya no se pasa por ninguna», sentenció en referencia a la situación de Valencia. Sin embargo, el PPCV todavía no ha decidido qué sanción va a imponer a los nueve ediles que han declarado acusados de blanqueo de dinero.

La situación es muy delicada porque aunque se les expulse del PP, hasta que no se produjese una condena judicial que les inhabilitase para el ejercicio de cargo público, podrían seguir siendo concejales de Valencia si no quieren renunciar de manera voluntaria a su acta. Quedaría pues un grupo mixto constituido por diez ex concejales del PP y un solo edil popular, Eusebio Monzó, que no está siendo investigado.

De momento, los concejales del PP no parecen estar dispuestos a entregar su acta. Esta actitud no intimida a la cúpula popular en sus exigencias que insisten en que llegado el caso, no tendrán más remedio.

Source: Comunitat Valenciana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *