El PSOE se sirve de ERC para esquivar a los letrados

El PSOE se sirvió ayer del apoyo de los republicanos de ERC para sacar adelante en la Mesa de la comisión de Justicia del Congreso la calificación de la enmienda a la Ley contra la Violencia de Género por la que el Gobierno pretende reformar la Ley de Estabilidad para anular el veto del Senado en la fijación de la senda de déficit y del techo de gasto. Los letrados de la Cámara tendrán que pronunciarse al respecto por la decisión de PP y Ciudadanos de solicitar amparo al órgano de gobierno de la Cámara Baja. Y también podrían haberlo hecho antes de la decisión adoptada en comisión. No obstante, el PSOE decidió mantener el pulso y forzar la calificación de la enmienda con el apoyo del representante de ERC. En la Mesa de la comisión de Justicia el PSOE tiene dos representantes; el PP, otros dos; y ERC, uno. Socialistas e independentistas han sumado fuerzas para mantener la iniciativa con la que se quiere levantar por la puerta de atrás el veto que en estos momentos tiene el Senado en materia de estabilidad presupuestaria.

Esta batalla tendrá una segunda vuelta en la Mesa del Congreso, y los servicios jurídicos de la Cámara tendrán que pronunciarse sobre lo que en medios parlamentarios califican de «situación inédita», aunque haya comparaciones con otras actuaciones de gobiernos de distintos signo y con pronunciamientos del Tribunal Constitucional contrarios a la práctica de utilizar una ley para aprobar una enmienda sin conexión con su contenido. Al utilizar la reforma en materia de violencia de género, en lugar de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, también en tramitación, el Gobierno fuerza las prácticas reglamentarias y evita tanto el plazo de enmiendas a la totalidad como al articulado. El proyecto sobre medidas contra la violencia de género ha superado ya su toma en consideración, y la fase de enmiendas, por lo que sólo está pendiente de debate. Ésta es una de las razones que esgrime el Grupo Popular ante la Mesa de la Cámara para exigir que más allá de la discusión sobre la calificación de la polémica enmienda, ésta se debata en la comisión de Presupuestos y no en la de Justicia. PP y Ciudadanos (Cs) sí tienen mayoría en la Mesa del Congreso. De momento, la enmienda del PSOE arrancó ayer su tramitación parlamentaria junto al resto de propuestas registradas por los grupos para mejorar la proposición de ley que reforma la Ley Orgánica del Poder Judicial para que los miembros de la judicatura reciban formación en materia de violencia machista. El siguiente paso en su tramitación será reunir a la ponencia que se designe al efecto para debatir la proposición de ley.

Los grupos tienen de plazo hasta este viernes a las ocho de la tarde para comunicar a qué diputados van a encargar esta tarea y la ponencia podría convocarse ya para la semana que viene. Tras la reunión de la Mesa, la presidenta de la Comisión de Justicia, Isabel Rodríguez, defendió que este órgano ha actuado con total «normalidad» y de acuerdo al Reglamento al admitir las enmiendas registradas por los grupos «en tiempo y forma». Mientras, PP y Ciudadanos elevaron ayer su recurso al órgano de gobierno del Congreso. La portavoz del PP, Dolors Montserrat, denunció que la presidenta de la comisión de Justicia, socialista, no haya ni siquiera permitido que los letrados de este órgano se pronunciaran antes de proceder a admitir o no la citada enmienda. A su juicio, se trata de un caso «inédito» que refleja los «tics totalitarios» del Gobierno. «Estamos en un inicio de Venezuela en el Congreso».

Fuente: La Razón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *