El Rey homenajea en Moal a la mujer rural por su «esfuerzo y sacrificio ejemplares»

El Rey ha rendido hoy homenaje al «insustituible» papel de las mujeres del mundo rural por haber sustentado la vida cotidiana durante décadas con «un esfuerzo y un sacrificio ejemplares», a pesar de tantas dificultades a las que han tenido que hacer frente por el entorno y su condición social.

Felipe VI ha expresado este reconocimiento durante su visita, junto a la reina Letizia, a la aldea de Moal, galardonada este año con el Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2018 en reconocimiento a la labor que su centenar de vecinos hace por conservar las tradiciones y su privilegiada naturaleza.

El recorrido por Moal, que ha incluido una breve visita al cercano bosque de Muniellos, ha puesto el colofón a los actos en los que don Felipe y doña Letizia han participado desde el jueves con motivo de los Premios Princesa de Asturias.

A pesar de ser víctima de la despoblación, la pedanía, enclavada en el concejo suroccidental de Cangas del Narcea, cuenta con tres asociaciones, una de ellas, de mujeres, con las que los Reyes han compartido su tiempo para resaltar la contribución femenina en los pueblos.

«Gracias a las mujeres, la sociedad rural ha logrado sostenerse, incluso en medio de tantas dificultades, porque con valentía, con fortaleza, con optimismo y con profundo cariño, han sido las principales responsables del día a día, de la educación de los hijos y del cuidado de la familia, sobre todo de los mayores», ha elogiado el jefe del Estado.

Don Felipe se ha felicitado de que «ahora, cuando tantas cosas han cambiado y siguen cambiando para bien en la consideración social y del insustituible papel» de las mujeres del campo, estén «en la vanguardia» al ocupar puestos que «antes les fueron negados».

En un día fresco, con sol a ratos, Moal se ha volcado con la visita real engalanada con banderas de España y de Asturias.

A lo largo de la única calle, don Felipe y doña Letizia se han ido deteniendo en distintos puntos para charlar con los vecinos y conocer sus costumbres.

En un hórreo, un matrimonio le han enseñado a enristrar cebollas y doña Letizia ha desenvainado fabes tras las instrucciones recibidas.

Fuente: La Razón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *