Estados Unidos sanciona a Venezuela por el asesinato de Rafael Acosta

Un tribunal venezolano anunció la detención dos militares de la Guardia Nacional Bolivariana por su supuesta implicación en la muerte del oficial: el suboficial Estiben José Zárate Zoto, de 22 años, y el sargento segundo Ascanio Antonio Tarascio Mejía, de 23 años. Realizadas las primeras investigaciones “se ha establecido la vinculación de dos funcionarios”, relataba Tarek William Saab, fiscal general de Venezuela, en su cuenta de Twitter.

El Departamento del Tesoro de EE.UU. considera que la respuesta de la Justicia venezolana es insuficiente. Según Steven Mnuchin, secretario del Tesoro en EE.UU., este caso es “solo la muestra más reciente de brutalidad llevada a cabo por una agencia notoria por sus métodos violentos”, y reincidió en el compromiso de “poner fin al trato inhumano que el régimen de Maduro da a los opositores políticos, civiles inocentes y miembros del Ejército, en un esfuerzo por suprimir la disidencia”.

De acuerdo con el informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas, Michele Bachelet, el DGCIM es responsable de “detenciones arbitrarias, maltratos y tortura de opositores y de sus familiares”. Pero, según la Fiscalía, “estos hechos no forman parte del espíritu democrático de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”.

Carlos Vechio, portavoz en EE.UU. del presidente encargado Juan Guaidó, defendió que esta medida constituye un “paso importante en la presión contra los pilares que sostienen la dictadura y en la búsqueda de Justicia para todas las víctimas”.

Fuente: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *