Iglesias llevará a Moncloa un plan de exigencias «irrenunciables» para acabar con la burbuja del alquiler

Las negociaciones entre el Gobierno socialista y Podemos encaran hoy una cita fundamental con la reunión que mantendrán en La Moncloa Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Aunque sobre la mesa estarán todos los asuntos de actualidad política, la prioridad será avanzar en cuestiones concretas relativas a la tramitación del techo de gasto y las cuentas de 2019. En este marco, Iglesias aseguró ayer, en una entrevista con la Agencia Efe, que condicionará su apoyo al Gobierno a la aprobación de un plan económico y social. «Voy a ser muy claro con él. Le voy a plantear que tenemos que llegar a un acuerdo para que los alquileres bajen en España. No se puede consentir que la burbuja vuelva a amenazar la seguridad de las familias españolas», aseguró.

En la fase en la que se encuentran actualmente las negociaciones, para Podemos es una prioridad arrancar al Ejecutivo compromisos concretos en materia de vivienda especialmente en torno a la escalada de precios de los alquileres en las grandes ciudades, Madrid y Barcelona sobre todo. Para saber qué medidas concretas pondrá Iglesias sobre la mesa de las negociaciones, fuentes del partido aseguran a este diario que se remitirán a las contenidas en la proposición que registraron para reformar la Ley de Arrendamientos Urbanos. Entre los cambios planteados destaca el restablecimiento de la duración mínima de los contratos en 5 años o que, tal y como prevé la ley francesa, los contratos deban prorrogarse obligatoriamente, excepto razón legítima, cuando el arrendador es una persona jurídica. Del mismo modo se planteará que la actualización de la renta esté vinculada con el IPC durante cinco años y que, transcurridos éstos, el incremento máximo no podrá superar el 15%. Podemos también plantea que la fianza no exceda una mensualidad así como la activación de una medida excepcional en algunas zonas de las grandes ciudades que soportan una fuerte tensión en el mercado de la vivienda: en ellas, se establecerían restricciones en la fijación de las rentas del alquiler, con el fin de que la vivienda cumpla con su función social.

Fuente: La Razón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *