La amiga de la víctima de la manada de Benidorm denuncia también haber sufrido abusos

La amiga de la joven de 20 años, noruega, que supuestamente fue objeto en la madrugada de ayer de una agresión sexual grupal por parte de cinco varones de entre 18 y 19 años también ha denunciado haber sido víctima de abusos sexuales.

Fuentes de la investigación han informado a Efe de que esta joven, también noruega y de 20 años, fue presuntamente objeto de tocamientos sin consentimiento por, al menos, varios de los detenidos.

Esta joven acudió con su amiga al apartamento que ocupaban los cinco varones, franceses, y estaba en una de las habitaciones con dos de los arrestados antes de lograr escapar en un momento en el que la víctima de la agresión grupal ocupaba otra estancia con los otros tres.

Posteriormente, sobre las 1.45 horas, acudió junto a su amiga al centro de salud de la cercana población de Alfaz del Pi y allí ambas denunciaron la agresión sexual grupal, en un caso, y los abusos, en otro.

La víctima de la violación llegó al centro sanitario sin ropa interior y con el vestido puesto al revés, según las fuentes consultadas por Efe, que también han aclarado que no hubo robo y que no consta que lo sucedido fuera grabado en ningún teléfono móvil.

Las dos víctimas habían conocido a los detenidos a través de la red social Instagram y quedaron con ellos en Benidorm antes de dirigirse al apartamento, situado en una sexta altura del número 3 de la calle Montecarlo.

Tras explicar lo sucedido en el centro de salud de Alfaz del Pi, la Guardia Civil detuvo a los cinco presuntos agresores entre las 4 y 4.30 horas gracias a los datos de los perfiles en Instagram y a la colaboración de un sargento primero de la Gendarmería francesa destinado durante el verano en Benidorm, dentro de un programa policial de intercambio en los periodos estivales.

Los cinco detenidos fueron llevados ayer al apartamento por la Guardia Civil para una inspección ocular y registro y, asistidos por un abogado del consulado francés, hoy prestarán declaración ante la juez de guardia de Benidorm, que deberá pronunciarse sobre su situación.

Fuente;: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *