La falla de Mónica Oltra tendrá que cambiar de nombre por la nueva denominación de las calles

La vicepresidenta de la Generalitat pertenece a la comisión del Ángel del Alcázar

La decisión del Ayuntamiento de Valencia de cambiar la denominación de 51 calles de la ciudad para cumplir con lo dispuesto en la ley de Memoria Histórica y eliminar «vestigios franquistas» afecta a catorce comisiones falleras, que deberán cambiar su nombre una vez el nuevo callejero obtenga el rango oficial.

Entre estas fallas se encuentra la del Ángel del Alcázar, a la que pertenece la vicepresidenta de la Generalitat y líder de Compromís, Mónica Oltra. El Ángel del Alcázar era el apelativo con el que se conocía al segoviano Antonio Rivera Ramírez, quien fuera presidente de la Federación de Estudiantes Católicos y combatiente en la Guerra Civil, donde participó junto a los sublevados en la defensa del Alcázar de Toledo, lo que dio lugar al nombre que hasta ahora le recordaba en una plaza de Valencia, que pasará a denominarse dels Jurats (el órgano foral representativo de la ciudad de Valencia).

Conforme informa este martes «LevanteEMV», en los últimos años, Oltra ya había optado por referirse a su comisión por el nombre con el que es conocida popularmente («falla el Cid») en lugar de la denominación oficial de Ángel del Alcázar-José Maestre, para evitar la alusión al combatiente franquista.

 

[wp_ad_camp_1]